Salud Holística Significado oculto del Cuerpo Significado oculto de los Síntomas Significado oculto de los Sistemas y Aparatos del Cuerpo Sistema Chákrico Toque Etérico Terapia de Meridianos Cromoterapia Sanación Sónica Elixires de Flores y Gemas Incienso y Aceites Esenciales Alimentos Reflexología El Sanador Responsable Sanación Vibracional a Distancia

Azul

   

Nota dominante: paz, fe, aspiración, expresión creativa
Aplicaciones físicas: aparato respiratorio, ojos, oídos, nariz, garganta, afecciones venosas. El azul es refrescante para nuestro organismo, y relajante, calma nuestras energías. Tiene un efecto antiséptico y fortalece y equilibra el aparato respiratorio. También es excelente para la hipertensión y todas las afecciones de garganta. Es beneficioso en las afecciones venosas, y muy eficaz para aliviar todas las enfermedades infantiles, además del asma, la varicela, la ictericia y el reumatismo. Es uno de los colores más universales en la terapia infantil. El azul también se puede usar para despertar la intuición y para mitigar la soledad. Es muy eficaz cuando se combina con los tonos más cálidos del espectro naranja y del rojo anaranjado. Estimula la expresión artística y la inspiración.

Añil

Nota dominante: integración, purificación, estados alterados de conciencia.
Aplicaciones físicas: sistema endocrino, aparato reproductor, infección, la mayoría de las afecciones de la cabeza y el rostro. El añil y los tonos intensos de azul son colores terapéuticos muy dinámicos, a nivel tanto espiritual como físicos. Este color activa el chakra frontal, y es equilibrador para todas las afecciones asociadas a él. Fortalece el sistema linfático, las glándulas y el sistema inmunológico. Es un excelente purificador de la sangre, y contribuye a la desintoxicación del organismo. Además, es un color que equilibra los hemisferios cerebrales y todas las sinapsis nerviosas que hay entre ellos.

El añil se puede usar eficazmente para tratar todas las afecciones faciales (incluyendo las de los ojos, oídos, nariz, boca y senos nasales). También tiene un efecto sedante, y en la meditación es útil para alcanzar niveles más profundos de la consciencia. Fomenta la devoción y la intuición, y se puede usar para tratar problemas pulmonares y para eliminar obsesiones. Un exceso de añil, sin embargo, puede causar depresión y la sensación de estar separado de los demás, en cuyo caso, y para equilibrarlo con eficacia, lo mejor son los tonos naranja delicados.

Violeta

Nota dominante: purificación, transmutación, espiritualidad práctica.
Aplicaciones físicas: sistema esquelético, sistema nervioso, algunas afecciones venosas, trastornos de tipo canceroso o tumoral. Este color influye en el chakra coronario. También afecta a los sistemas esquelético y nervioso en su totalidad. Es muy antiséptico, y purifica a nivel tanto físico como espiritual. Ayuda a equilibrar las energías físicas y espirituales. El violeta es eficaz en las lesiones cancerosas del cuerpo. La artritis se puede aliviar con una luz violeta que tire a azul. Este color también ayuda al organismo a asimilar los nutrientes y los minerales.

El violeta también promueve la inspiración y la humildad. Contribuye a estimular la actividad onírica. En la meditación el violeta puede ayudar a que nos abramos a nuestras vidas pasadas, en especial a aquellas que están influyendo actualmente en nuestra salud. El violeta puro tiene un 50% de azul y un 50% de rojo; es el equilibrio perfecto entre lo físico y lo espiritual. Nos recuerda que, en la vida, necesitamos ambos aspectos para tener buena salud. El violeta ayuda a restablecer una perspectiva adecuada en lo referente tanto a los aspectos mundanos de la vida (incluido el bienestar físico) como a los espirituales, contribuyendo a mantenerla a un nivel práctico.

OTROS COLORES TERAPÉUTICOS

Aguamarina (turquesa y otros azules verdosos claros)

Nota dominante: sanación en general.
Aplicaciones físicas: aparato respiratorio, fortalece el metabolismo. El color aguamarina es refrescante para el organismo. Puede ser beneficioso para aliviar cualquier estado febril y para equilibrar todos los aparatos y sistemas del cuerpo. También se puede usar para refrescar y aliviar cualquier inflamación. Combina los efectos beneficiosos del azul y el verde. Vivifica todos los aparatos y sistemas, y es depurador. Se puede usar en el tratamiento de las afecciones cutáneas y problemas de garganta, y es muy eficaz contra el dolor agudo, especialmente de oídos. Alivia los problemas respiratorios, y es eficaz para tratar el asma y la bronquitis, sobre todo en los niños. La respiración cromática habitual con aguamarina ayuda a prevenir los ataques intensos de asma.

Azul (real)

Nota dominante: purificación.
Aplicaciones físicas: ayuda al cuerpo a asimilar el oxígeno. Facilita el intercambio de gases, externo e interno. Puede despejar la confusión mental y es útil en las condiciones físicas negativas que afectan al cerebro. Ayuda a aliviar la depresión y aquellos problemas emocionales que pueden agravar los trastornos fisiológicos.

Marrón

Nota dominante: enraizamiento y estabilización.
Aplicaciones físicas: el marrón es también un eficaz color terapéutico, sobre todo a la hora de estabilizar la sobreexcitación. Calma y reafirma las emociones y estados mentales extremos. El marrón fomenta el sentido común y el discernimiento, nos trae de regreso a la tierra. Es eficaz en todo tipo de desubicación. El marrón, cuando se muestra en el aura humana, puede reflejar una necesidad de enraizamiento. Cuando adquiere un tono “marrón claro”, suele reflejar una infección en el cuerpo (o en la parte del cuerpo correspondiente a esa parte del aura). El marrón se puede usar para estabilizar todos los aparatos y sistemas del organismo. También es eficaz en casos de hiperactividad infantil, especialmente con combinaciones de colores en la gama que va del marrón rojizo al marrón intenso.

Dorado

Nota dominante: fortalecimiento y amplificación.
Aplicaciones físicas: sistema inmunológico, afecciones cardíacas. El dorado contribuye a fortalecer las energías asociadas al sistema inmunológico en su conjunto. Se puede emplear combinado con otros colores para amplificar los efectos sin sobreexcitar el organismo. Fortifica mucho el corazón. En general es útil en todos los problemas cardíacos, y muy especialmente como reconstituyente en los posoperatorios cardiológicos. El dorado es un poderoso estimulante del sistema inmunológico. Despierta la aptitud sanadora del individuo y ayuda al cuerpo a recuperar la homeostasis. También contribuye a fomentar un entusiasmo renovado.

Amarillo limón

 

Nota dominante: estimulación mental.
Aplicaciones físicas: aparato digestivo, actividad del hemisferio cerebral izquierdo. El amarillo limón vivifica y estimula el cerebro, así que es eficaz para tratar y aliviar todas las afecciones asociadas a él; es decir, alzhéimer, senilidad, etc. Contribuye a estimular las dotes cerebrales naturales. Siempre contiene una pizca de verde, que en este caso actúa como agente limpiador. Los tonos limón ayudan a que las toxinas –tanto físicas como emocionales- afloren a la superficie para poderlas eliminar. El amarillo limón también es útil en el tratamiento de los problemas digestivos y la apendicitis. Facilita el proceso digestivo natural, ayudando al cuerpo a asimilar mejor los nutrientes, y es bueno para los tejidos en general y para los huesos.

Rosado

Nota dominante: tranquilizador.
Aplicaciones físicas: afecciones e inflamaciones cutáneas, sistema inmunológico. El rosado es un color tranquilizador a todos los niveles, no sólo el físico. En el plano mental y emocional se puede usar para aplacar estados de ira y mitigar la sensación de desatención. Fomenta la compasión, el amor y la pureza, y en meditación es útil para conocer verdades mayores. Reconforta las energías emocionales. En el plano físico, el rosado es muy efectivo en el tratamiento de los problemas y afecciones de la piel, especialmente cuando se combina con aguamarina. También estimula el timo, y alivia el estrés acumulado en el sistema inmunológico.

Morado

Nota dominante: intensa purificación.
Aplicaciones físicas: desintoxicación corporal. El morado es considerado por muchos como un color de alta vibración, que es precisamente la que le confiera su capacidad purificadora. Es muy eficaz cuando se requiere una desintoxicación intensa del organismo, como en el caso de las lesiones cancerosas o precancerosas. El morado purifica el organismo, pero debido a su alta vibración, conviene usarlo con mesura (los excesos pueden inducir a agravar la depresión). Se puede usar para estimular la actividad venosa del sistema circulatorio y contra el dolor de cabeza. La gama de tonos morado-rojizos es beneficiosa para equilibrar las polaridades del cuerpo; la gama de tonos morado-azulencos, es efectiva a la hora de reducir (como en el caso de los tumores) y refrescar, por lo que alivia las inflamaciones.

Plateado

Nota dominante: amplificación y clarificación intuitiva.
Aplicaciones físicas: discernimiento de las causas del malestar. El plateado se puede usar para amplificar los efectos de los demás colores, de forma muy similar a lo que sucede con el blanco. También es eficaz en meditación, para descubrir el origen metafísico de una enfermedad o malestar. El plateado, además, es útil para descubrir y aplicar la imaginación creativa y activa la intuición innata. Por otra parte, estimula y equilibra las energías femeninas y en especial los meridianos yin.

DOLENCIAS Y COLORES BENEFICIOSOS PARA SU TRATAMIENTO

Empieza y termina con blanco todas tus sesiones de cromoterapia; amplifica los efectos y sirve para impedir que el tratamiento cromático agrave una dolencia. Además, proporciona equilibrio. Recuerda que el espectro rojo afecta a lo físico, y que es estimulante y hace entrar en calor. Los azules, en cambio, refrescan y purifican, afectando a las energías espirituales. Los tonos amarillos llenan un vacío e influyen en las energías mentales. Los tres juntos nos ofrecen buenas oportunidades para sanar el cuerpo, la mente y el espíritu.

Retortijones: Amarillo, amarillo limón
Abscesos: Azul, azul violáceo
Dolor de oídos: Turquesa
Dolor de cabeza: Azul, verde
Mialgia: Naranja pastel
Dolor de muelas: Azul, azul violáceo
Acné: Rosado, rojo violáceo
Sida: Rojo, añil y violeta, seguidos del rosado y el dorado
Alcoholismo: Añil, amarillo
Alergias: Añil, naranja suave
Alzhéimer: Azul real, morado azulenco, seguidos del amarillo
Anemia: Rojo
Ansiedad: Azul claro, verde
Apetito (excesivo): Añil
Apetito (pérdida del): Amarillo, amarillo limón
Artritis: Violeta, azul violáceo
Asama: Azul, naranja
Eructos: Amarillo, amarillo limón
Problemas de vejiga: Amarillo-naranja
Hemorragias: Azul verdoso
Ampollas: Azul claro o pastel
Hipertensión: Azul, verde
Hipotensión: Rojo, rojo-naranja
Problemas óseos: Violeta, amarillo limón
Problemas intestinales: Amarillo-naranja

   

Molestias femeninas en las mamas: Rosado, rojo violáceo
Bronquitis: Azul, azul verdoso, turquesa
Quemaduras: Azul, azul verdoso
Cáncer: Azul, azul violáceo, seguidos del rosado
Resfriados: Rojo
Diabetes: Violeta
Eccema: Amarillo limón
Epilepsia: Turquesa, azules intensos
Problemas oculares: Añil, azul real
Fiebre: Azul
Tumores: Violeta, azul violáceo
Alergia al polen: Rojo anaranjado
Afecciones cardíacas: Verde y rosado
Hemorroides: Azul marino
Indigestión: Amarillo, amarillo limón
Infección: Violeta
Inflamación: Azul
Gripe: Azul marino, turquesa, violeta
Problemas renales: Amarillo, amarillo-naranja
Leucemia: Violeta
Problemas hepáticos: Combinaciones de azul y amarillo
Problemas menstruales: Rojos suaves y combinaciones de azul verdoso
Náuseas: Azul claro
Nerviosismo: Verdes, azules verdosos
Párkinson: Añil
Neumonía: Rojo y rojo anaranjado, combinado con añil
Sarpullido: Amarillo limón y azul turquesa
Problemas cutáneos: Rosado, azul violáceo, turquesa
Hinchazón: Azules claros
Úlceras: Verde

continuar leyendo...