Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra   política de cookies AQUÍ.   Si continuas navegando, estás aceptándola.
Política de cookies +

Canales de energía (nadis) El aura Asanas Cerraduras Mantras Mudras Pranayama Yantras Kriyas Los cinco elementos Los meridianos Prana Yin y yang Shiva Lingam Tantra Yoga para niños Artículos Lecturas relacionadas Vídeos Música

«SANANDO EL TRIÁNGULO INFERIOR»

Publicado en revista Psicología Práctica - Nº 170


   

Según el hinduismo los chakras son centros de energía situados en el cuerpo humano. Cada chakra contiene información y se asocia con un elemento determinado. No son islas: si uno se ve afectado, afecta a los otros y es necesario encontrar de nuevo el equilibrio.

En la vida moderna tenemos un problema: solemos racionalizar demasiado nuestras emociones. Sin embargo, desde la Psicoinmunología se confirman razones que explican cómo el yoga y la meditación ayudan a equilibrar los centros energéticos de nuestro cuerpo.

Cuando trabajamos con kundalini yoga para equilibrar los chakras, encontramos tesoros que debemos conservar: un primer chakra equilibrado da seguridad; un segundo proporciona creatividad; un tercero nos concede la voluntad, y un cuarto chakra en equilibrio, otorga la compasión hacia uno mismo (autocompasión), aceptándonos como somos.

La compasión viene dada por el amor y la intuición, que son dos de las herramientas que tiene el alma. La persona posee dos características del alma: por un lado, estar en el presente, en el aquí y el ahora, y por otro, estar despreocupado.

Aceptar la maestría y aceptar a otros es el resultado de la unión del cuarto, quinto y sexto chakra. Las series de ejercicios (kriyas de kundalini yoga) son parte esencial de la práctica y del curso. Son series duras, al menos a mí me supusieron un reto continuo, pero gratificante.

PRIMER CHAKRA: CONEXIÓN CON LA TIERRA

El primer chakra en sánscrito se denomina Muladhara. Se refiere a la conexión con la tierra, el mundo de la oscuridad, y el aprendizaje principal tiene que ver con los sentimientos de seguridad. Está asociado con el cuerpo físico, la salud y la supervivencia, con el mundo material y el dinero. Y a nivel energético, con el mundo del inconsciente.

Una de sus enseñanzas es que hay que amar a la tierra. Una persona próspera disfruta de lo que posee; sólo se sostiene en el universo sabiendo que es sostenida. Está en tierra, posee plena confianza y siempre está aprendiendo: de cada momento, de cada persona, de cada respiración. En el instante en que se conecta con cada ser humano, despierta y se hace consciente de que puede vivir esta experiencia de aprendizaje, puesto que vive en la “tierra” del alma. Nuestra primera y última maestra es la tierra. El mundo material (casa, coche, etc.) es el vehículo que el alma usa para su propósito, puesto que cada alma tiene una misión.

El sistema de supervivencia, el yo básico, los impulsos inconscientes y primarios, el querer sobrevivir y nuestro sentido de identidad se localizan aquí, lo mismo que el ego, y su principal función es la eliminación. Cuando el elemento tierra está desequilibrado, las lecciones de la vida no se fijan y se crea una necesidad de repetición interminable, porque no conectas con la tierra. Como se trata de tener plena conciencia y seguridad, si realmente algo es para ti, el universo te lo va a dar y tu tarea es escuchar las señales y esperar.

Las kriyas para poseer un sistema intestinal saludable y es especial aquella en la que trabajamos el nervio vago central, aunque duras, me ayudaron a entender toda la teoría.

SEGUNDO CHAKRA: CREACIÓN EN MOVIMIENTO

Svadistana es la creación en flujo, que significa dulzura, néctar. Su visión se asocia con la imaginación, el deseo, la pasión, la dualidad y las polaridades, con el movimiento y el cambio. Lo fundamental es la creatividad. Este segundo chakra es la piedra angular del camino para ser feliz, sano y santo, que es compartir la prosperidad. El más próspero es el que crea, comparte y va llenando espacios, y la energía de crear y recrear, dar y recibir, es un flujo constante. Con este chakra puedes crear la confianza de estar sostenido por la tierra.

La capacidad para cambiar es vital para una buena salud. Así que el segundo chakra prepara el camino para la compasión. El trígono sería: crear-proyectar-visualizar.

Te adaptas a las circunstancias y llegas a ser capaz de aceptar la cascada de cambios que recorre el universo. La frase que tienes que decirte es: “Yo siento”, lo que genera una gran expansión. Cuando hay una desconexión, se provoca culpa y posesividad. La frescura y el sentido de novedad que sugiere este chakra se reflejan en su naturaleza dulce e inocente.

Y, para trabajar este módulo, realizamos la kriya del renacimiento, para descargar el dolor y el miedo, otra para sincronizar el cerebro y ejercicios para potenciar nuestros órganos sexuales y la creatividad.

TERCER CHAKRA: ELECCIÓN DE GUERRERO ESPIRITUAL

En este chakra se concentran la elección, la acción y vitalidad. Es la piscina de reserva energética del cuerpo, el depósito de nuestra identidad humana y de nuestro poder personal. En el plano mental, proporciona autoestima. Si nos preguntáramos si tenemos suficiente energía para hacer lo que tenemos que hacer, la respuesta sería: “Yo puedo”, una respuesta que se conecta con el alma, puesto que de aquí sale la pasión por lo que amas.

Cuando no se llega a la pasión y confianza, viene el enojo, la manipulación y la vergüenza, y la única forma de superar la vergüenza es a nivel del quinto chakra (diciéndoselo a alguien que conozcas, para liberarte). El enojo es una máscara, pero la metaemoción es la vergüenza, por l que deberemos buscar dentro de nosotros mismos qué nos da vergüenza. La frase del guerrero espiritual podría ser: “Hay una salida para todo obstáculo”.

Las personas que no tienen un plexo solar fuerte se sienten paralizadas por tener que elegir. Acaban sintiéndose víctimas y son vulnerables al estrés. Si el niño que hay en ti no fluye libremente en tu identidad adulta, tal y como se manifiesta en este chakra, te sentirás frustrado y victimizado. Vas a sentir que tu mundo se basa en la responsabilidad, el trabajo y el compromiso. Sólo verás hacia afuera, y no tendrás capacidad de ver quién eres.

El órgano por excelencia, ubicado en el tercer chakra, es el hígado, que filtra nuestra sangre, produce bilis y transforma las sustancias tóxicas.

   

La última kriya consiste en estar en la posición de la “V” invertida más de diez minutos. Después ponemos las manos en el corazón, una sobre otra, y agradecemos quiénes somos, recuperando nuestra verdadera identidad.

Las cualidades del guerrero espiritual son:

- Voluntad para iniciar proyectos
- Dirección y desarrollo de lo que suceda en su vida
- Valentía
- Conoce su misión, sabe lo que tiene que hacer y está conectado con la voluntad de su alma
- Tiene capacidad de acción con integridad: permite que otros avancen junto a él
- Intrepidez, osadía
- Seguridad en sí mismo

BENEFICIOS DEL KUNDALINI YOGA

- Es una actividad antiinflamatoria
- Es capaz de transformar nuestros hábitos negativos en positivos
- Equilibra la energía en la base de la columna
- Favorece el desarrollo de una mente neutral, lo que nos permite ir más allá de los apegos
- Transforma las emociones negativas del primer chakra en sentimientos de seguridad y estabilidad
- Nos permite desarrollar un fuerte y positivo sentido del “yo” en fusión con otros “yo”
- Promueve la integridad celular y genética del ADN, al favorecer la eliminación de toxinas
- Permite el regreso a los mecanismos homeostáticos y al escucharnos a nosotros mismos
- Es un excelente mediador contra el estrés.

SIGNIFICADO DE LOS CHAKRAS

Primero: Elemento asociado: Tierra. Enemigo a combatir: Inseguridad, Avaricia.
Segundo: Elemento asociado: Agua. Enemigo a combatir: Lujuria.
Tercero: Elemento asociado: Fuego. Enemigo a combatir: Enfado.
Cuarto: Elemento asociado: Aire. Enemigo a combatir: Apego.
Quinto: Elemento asociado: Éter. Enemigo a combatir: Orgullo.