Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra   política de cookies AQUÍ.   Si continuas navegando, estás aceptándola.
Política de cookies +

Salud Holística Significado oculto del Cuerpo Significado oculto de los Síntomas Significado oculto de los Sistemas y Aparatos del Cuerpo Sistema Chákrico Toque Etérico Terapia de Meridianos Cromoterapia Sanación Sónica Elixires de Flores y Gemas Incienso y Aceites Esenciales Alimentos Reflexología El Sanador Responsable Sanación Vibracional a Distancia

   

La reflexología se basa en una antigua técnica de sanación que sugiere que las plantas de nuestros pies y las palmas de nuestras manos reflejan la totalidad de nuestro organismo, y que consiste en aplicar presión con los dedos sobre los pies o las manos para aliviar el dolor o los bloqueos energéticos de diversas partes del cuerpo.

La reflexología demuestra que la energía pránica circula en nuestro cuerpo físico, y sin duda se trata de una técnica eficaz y que la energía termina en los pies o en las manos, donde se encuentran los reflejos. Si se ha producido un bloqueo energético por cualquier motivo, éste quedará plasmado en un reflejo específico en forma de dolor o molestia, y resultará evidente en cuanto esa zona del pie o de la mano reciba tratamiento por parte de un reflexólogo.

En reflexología, el cuerpo se divide en diez zonas que se corresponden con partes específicas de las plantas de los pies (y las palmas de las manos). En la parte superior del pie existen algunos reflejos. El área de tratamiento a la hora de mantener el equilibrio de los chakras es el reflejo espinal, que recorre el arco del pie desde el talón hasta el extremo del dedo gordo. Si te tratas a ti mismo, presionada cada reflejo del pie con firmeza durante unos 30 segundos, mientras al mismo tiempo visualizas el chakra corporal y su color asociado. Es importante que trabajes sobre todos los reflejos si quieres recuperar el equilibrio. Repite en el otro pie.

REFLEJOS DE LOS CHAKRAS EN EL PIE

• El chakra raíz se encuentra en la parte posterior del hueso del talón y se relaciona con las gónadas (testículos y ovarios)

• El chakra sacro se sitúa en el punto de unión de los huesos calcáneo y navicular, y se relaciona con las glándulas suprarrenales.

• El chakra del plexo solar se encuentra en la parte posterior del hueso cuneiforme, y se relaciona con el páncreas.

• El chakra del corazón se localiza en el centro del metatarso y se relaciona con la glándula del timo.

• El chakra de la garganta se encuentra en el punto donde las falanges (huesos de los dedos de los pies) se unen al metatarso y se relaciona con las glándulas tiroides y paratiroides.

• El chakra del entrecejo se sitúa en el punto de unión entre la primera y la segunda falanges, se relaciona con la glándula pituitaria.

• El chakra de la corona se encuentra en la parte superior de la primera falange (dedo gordo) y se relaciona con la glándula pineal.

Los reflexólogos suelen aplicar presión sobre estos reflejos de los chakras individuales, pero también tratan los reflejos más habituales, relacionados con el cuerpo físico. Se trata de una forma muy eficaz de equilibrar un chakra, y puedes aprender a hacerlo por ti mismo con mucha facilidad.

Reflexología para equilibrar los chakras


AUTOTRATAMIENTO

Aquí tienes un ejemplo de cómo tratar tu propio chakra garganta mediante la aplicación de la reflexología:

1. Observa el estado y la forma de tus pies, porque ellos reflejan todo tu cuerpo. Desde un punto de vista reflexológico, si te duelen o están deformados indica que tu cuerpo no funciona correctamente y que deberías consultar a un profesional sanitario.

2. Introduce tus pies durante diez minutos en agua caliente con tres gotas de aceite esencial de menta.

3. Busca (según aparece en la imagen superior) el reflejo del chakra de la garganta e identifícalo sobre tu pie derecho. Después busca la base del dedo gordo en el área de la segunda falange, porque el reflejo del cuello se encuentra más abajo. El reflejo de la tiroides se sitúa en la mitad inferior de la segunda falange, mientras que los reflejos paratiroideos se encuentran en sus extremos superior e inferior.

4. Observa cualquier sensibilidad en las zonas antes mencionadas mientras te dedicas a presionarlas con firmeza durante unos minutos. La reflexología siempre trata el pie en su totalidad, sin embargo, puedes masajear una zona en especial para eliminar cualquier rigidez que hayas percibido.

5. Elimina la energía no deseada aplicando, con ambas manos, una serie de golpes suaves y generalizados sobre la zona comprendida entre la espinilla y los dedos.

6. Agita las manos enérgicamente antes de pasar al pie izquierdo, y repite el procedimiento.

Los reflejos de los chakras y el color

Una forma de aportar color a los reflejos de los chakras consiste en visualizar su tonalidad, canalizándola hacia ellos mientras te sujetas los pies. No es necesario que seas un sanador experimentado para lograrlo, simplemente pide convertirte en un canal puro a través del cual pueda fluir la energía sanadora.

Otra alternativa es que utilices un cristal de cuarzo dotado de punta natural (de unos cinco centímetros de largo sería lo ideal); apoya dicho extremo sobre cada reflejo y canaliza el color a través de la piedra.

Cuando emplees cristales en cualquier tratamiento reflexológico, nunca olvides purificarlos antes de volver a usarlos; para ello debes colocarlos en un cuenco con agua limpia o aplicar cualquier otro método adecuado.