Nutricosmética     Nutracéuticos

Nutracéuticos y Alimentos Funcionales


El término "nutracéutico" combina dos palabras: "nutriente" (un componente alimentario nutritivo) y "farmacéutico" (una sustancia médica). El nombre fue acuñado en 1989 por Stephen DeFelice, fundador y presidente de la Fundación para la Innovación en Medicina, una organización estadounidense ubicada en Cranford, Nueva Jersey.

EnergiaInterior - Nutracéuticos y Alimentos Funcionales para la Salud y Belleza de la Piel

La filosofía detrás de los nutracéuticos es enfocarse en la prevención, de acuerdo con el dicho de Hipócrates (conocido como el padre de la medicina): "deja que la comida sea tu medicina". Su papel en la nutrición humana es una de las áreas de investigación más importantes, con amplias implicaciones para los consumidores, los proveedores de servicios de salud, los reguladores, los productores de alimentos y los distribuidores.

Es un término general amplio que se utiliza para describir cualquier producto derivado de fuentes de alimentos con beneficios adicionales para la salud, además del valor nutricional básico que se encuentra en los alimentos. Se puede considerar una terapia biológica no específica, utilizada para promover el bienestar general, controlar los síntomas y prevenir procesos malignos.

Existe una demanda creciente de dietas más saludables y los vendedores lo saben. Cada día aparecen nuevas declaraciones de propiedades saludables en productos de consumo. Sin embargo, debemos permanecer vigilantes y observar la lista de ingredientes. Y no olvides que una galleta, aunque enriquecida con polifenoles, sigue siendo un alimento rico en azúcares que debe consumirse con moderación.

Este listado muestra ejemplos de componentes que podrían tener efectos beneficiosos para la salud, así como también los alimentos en los que están presentes.

●  Beta caroteno. Ayuda a prevenir el daño celular, puede reducir el riesgo de ciertos tipos de cáncer. Presente en el boniato, zanahoria, calabaza y melón.

●  Licopeno. Puede reducir el riesgo de cáncer de próstata, enfermedad cardíaca y degeneración macular (enfermedad ocular grave). Se encuentra en el tomate y subproductos (zumo, salsa…), sandía y pomelo rojo o rosado.

●  Fibras insolubles. Puede ayudar a mantener un tracto digestivo saludable y reducir el riesgo de ciertos tipos de cáncer. Presente en el salvado de trigo, salvado de maíz y cáscaras de frutas.

●  Beta glucano. Puede reducir los niveles de colesterol y el riesgo de enfermedades del corazón. Se encuentra en la avena, salvado de avena, cebada y centeno.

●  Ácidos grasos Omega 3 (ALA). Pueden contribuir al mantenimiento de la salud del corazón, la salud mental y la visión. Presentes en la linaza, semillas de lino y nueces.

●  Ácidos grasos Omega 3 (DHA y EPA). Pueden contribuir al mantenimiento de la salud del corazón, la función mental y la visión. Se encuentran en el salmón, atún y aceites de pescado.

●  Antocianina. Puede contribuir al mantenimiento de las funciones cerebrales. Presente en el arándano, bayas, cerezas y uvas rojas.

●  Flavanoles. Puede ayudar a mantener la salud del corazón. Se encuentra en el té, cacao, chocolate, manzanas y uvas.

●  Selenio. Previene el daño celular y puede promover la salud del sistema inmune. Presente en los pescados, carnes rojas, cereales, ajo, hígado y huevo.

●  Fitoestrógenos. Puede contribuir al mantenimiento de unos huesos sanos, cerebro, sistema inmune y mujeres durante la menopausia. Presentes en la soja y productos derivados.

●  Prebióticos. Pueden mejorar la salud gastrointestinal y promover la absorción de calcio. Se encuentran en granos enteros, cebolla, algunas frutas, ajo, puerro, alimentos y bebidas fortificadas.

●  Probióticos. Pueden mejorar la salud gastrointestinal y la inmunidad sistémica (dependiendo de la cepa bacteriana). Presentes en algunos tipos de yogurt y productos lácteos cultivados.

Categorías de los Nutracéuticos

La definición de nutracéuticos y productos relacionados generalmente depende de su origen. Se pueden clasificar según sus fuentes naturales, condiciones farmacológicas, así como la constitución química de los productos. Muy a menudo se agrupan en las siguientes categorías: suplementos dietéticos, alimentos funcionales, alimentos medicinales y productos farmacéuticos:

Un suplemento dietético representa un producto que contiene nutrientes derivados de productos alimenticios, y a menudo se concentra en forma de líquido, cápsula, polvo o píldora. Aunque los suplementos dietéticos están regulados por la FDA como alimentos, su regulación difiere de las drogas y otros alimentos.

Según su definición generalmente aceptada, los alimentos funcionales son una categoría que incluye alimentos integrales y componentes dietéticos enriquecidos que pueden reducir el riesgo de enfermedades crónicas y proporcionar un beneficio para la salud más allá de los nutrientes tradicionales que contiene.

Los alimentos medicinales están formulados para ser consumidos o administrados internamente, bajo la supervisión de un profesional cualificado. Su uso previsto es el manejo dietético específico de una enfermedad o condición, para la cual se establecen requisitos nutricionales distintivos mediante la evaluación médica (sobre la base de un principio científico reconocido).

Los productos farmacéuticos son componentes médicamente valiosos producidos a partir de cultivos agrícolas modificados o animales. El término es una combinación de las palabras "granja" y "productos farmacéuticos". Los defensores de este concepto están convencidos de que el uso de cultivos (y posiblemente incluso animales) como fábricas farmacéuticas, es mucho más rentable que los métodos convencionales, con mayores ingresos para los productores agrícolas.

Posibles Beneficios para la Salud

Con los años, los nutracéuticos han atraído un interés considerable debido a sus posibles efectos nutricionales, de seguridad y terapéuticos. Podrían tener un papel en una plétora de procesos biológicos, incluidas las defensas antioxidantes, la proliferación celular, la expresión génica y la protección de la integridad mitocondrial.

Por lo tanto, los nutracéuticos se pueden usar para mejorar la salud, prevenir enfermedades crónicas, posponer el proceso de envejecimiento (y, a su vez, aumentar la esperanza de vida) o simplemente para apoyar funciones e integridad del cuerpo. Se consideran fuentes saludables para la prevención de enfermedades potencialmente mortales como la diabetes, trastornos renales y gastrointestinales y diversas infecciones.

Se ha demostrado que una amplia gama de nutracéuticos imponen papeles cruciales en el estado inmune y la susceptibilidad a ciertos estados de enfermedad. Útiles en patologías relacionadas con el estrés oxidativo, incluidas la alergia, la enfermedad de Alzheimer, las enfermedades cardiovasculares, el cáncer, las afecciones oculares, la enfermedad de Parkinson y la obesidad.

 
 

Nutricosmética  

Nutricosmética o cómo Potenciar la Acción de los Cosméticos  

Nutricosméticos 

 
Aromaterapia
Naturopatía
Nutricosmética
Artículos
TOP