La Piel    Cuidados para cada Tipo de Piel     Jabón Purificante para Pieles Problemáticas (pieles Grasas)

Jabón Purificante para Pieles Problemáticas (pieles Grasas)


Ideal para tratar las pieles con acné. Receta de fácil elaboración. Un jabón muy suave, con un aroma muy agradable y refrescante. Una formulación inteligente.

Ingredientes (para 55 g)

● Base de jabón de Glicerina: 49,5 g

● Extracto de Plantas de Aloe Vera (gel ecológico): 1,1 g

● Activo cosmético: Alantoína: 0,6 g

● Arcilla Montmorillonita superfina: 1,7 g

● Aceite esencial de Hierbabuena: 15 gotas

● Aceite esencial de Lima: 69 gotas

Preparación

1 / Derretir el jabón de glicerina al baño maría a fuego lento. Retirar del fuego a continuación.
2 / Agregar el resto de los ingredientes y mezclar para homogeneizar.
3 / Vierte la mezcla en un molde (caliéntala ligeramente si se ha vuelto demasiado espesa).

Sugerencia: la textura del preparado no debe ser demasiado líquida al verterla para que la arcilla permanezca en suspensión.

4 / Deja que el jabón se endurezca antes de desmoldarlo. A continuación déjelo secar aproximadamente 24 horas antes de usarlo.

Consejo: endurece el preparado en el congelador para desmoldar más rápidamente.

Recomendaciones de Uso

Este jabón con aceites esenciales purificadores de Hierbabuena y Lima se puede usar a diario en rostro y cuerpo. Es ideal para pieles con imperfecciones. Recomendado por su poder de limpieza, está enriquecido con arcilla verde que actúa como absorbente y matificante. Asegura una higiene perfecta para una piel limpia y fresca.

Conservación

Protege el preparado de fuentes de luz y calor.

Durabilidad

Elaborado en condiciones óptimas de higiene, este preparado se conservará durante al menos seis meses.

 
 
Aromaterapia
Naturopatía
Nutricosmética
Artículos
TOP