Introducción Cuerpos energéticos Misión y funcionamiento Ciclos de evolución Bloqueos Detección Disolución Unidad y dualidad Chakra de la raíz Chakra sacro Chakra del pexo solar Chakra del corazón Chakra del timo Chakra del cuello Chakra frontal Chakra coronal Chakra coronal superior los nuevos chakras chakras de la tierra y chakras planetarios

«Toda enseñanza
es como una balsa:
hecha para realizar
una travesía,
pero a la que no hay
que atarse.» (Buda)

 

 

 

 

   

Cuando el hombre comienza a desarrollar sus sentidos a fin de percibir algo más que lo que otros ven, se abre ante él un mundo nuevo y fascinante y, entre las primeras cosas que llaman la atención, se encuentran los chakras. Nuestros semejantes aparecen ante nosotros bajo un nuevo aspecto; percibimos acerca de ellos mucho de lo que antes había permanecido oculto a nuestros ojos, y podemos, por lo tanto, comprenderlos, apreciarlos y ayudarlos mucho mejor de lo que podíamos hacerlo antes. Los pensamientos y sentimientos se expresan claramente ante nuestros ojos dorados de forma y color; nuestro grado de desenvolvimiento y la condición de nuestra salud, se convierten en hechos evidentes en lugar de meras conjeturas. El colorido brillante y el rápido e incesante movimiento de los chakras, se ponen de inmediato bajo nuestra observación y, como es natural, nosotros queremos saber lo que son y lo que significan…

En la actualidad, la ciencia puede medir el campo magnético del cuerpo, que a su vez cuenta con un campo energético incluso más delgado y sutil, de unos 10 m de extensión, denominado «aura». El aura forma parte de tu sistema energético de fuerza vital, y se lo describe como un “arco iris de luz”.

Debe comprenderse que no existe nada fanático  o fuera de lo “normal” en esta capacidad que permite a algunas personas percibir más que a otras. Simplemente es una extensión de facultades con las cuales todos estamos familiarizados, y adquirir esa extensión es hacerse uno mismo sensible a vibraciones más rápidas que aquellas a las que nuestros sentidos físicos están normalmente acostumbrados a responder. Estas facultades han de venirnos a cada uno a su debido tiempo en el curso de la evolución, pero hay quienes se han entregado a la tarea de desarrollarlas ahora, adelantándose a los demás, a costa de años de intenso esfuerzo y plena dedicación.

¿Alguna vez te has preguntado qué son los chakras, qué podrían significar para ti y de qué manera deberías interpretarlos? Probablemente en alguna clase de yoga hayas oído hablar de ellos como algo bastante misterioso, o tal vez ya has comenzado a sintonizar con las energías de tu propio cuerpo sutil (invisibles, pero perceptibles).

No podemos considerarnos únicamente cuerpos físicos –una cualidad que ya resulta evidente de por sí-, porque a nuestro alrededor late un campo energético electromagnético, descrito como un aura semejante a un arco iris o cuerpo luminoso. Este campo de energía sutil interactúa con nuestros cuerpos físicos fluyendo a través de concentradas espirales de energía. Y en la práctica del yoga, estos centros energéticos en forma de espiral, reciben el nombre de chakras, término sánscrito que significa «rueda de luz».

Existen siete chakras principales (hay quienes añaden otros dos: chakra del timo y chakra coronal superior), que interactúan tanto con las glándulas endocrinas como con el sistema linfático, suministrando y desechando energía. Para prevenir las enfermedades y mantener nuestra salud en óptimas condiciones, es importante que tengamos en cuenta el estado en el que se encuentran nuestros chakras y que aprendamos a trabajar en ellos a fin de deshacer posibles bloqueos y mantenerlos en perfecto equilibrio.

La madre tierra nos nutre, de ella obtenemos todo lo que precisamos para nuestra superviviencia: el aire que respiramos, el agua que sacia nuestra sed e incluso los alimentos que ingerimos. Mediante todos ellos nos cargamos de prana, o lo que es lo mismo, de la fuerza vital que el cuerpo físico absorbe a través de los chakras. De ello se desprende que mantener nuestro cuerpo físico en condiciones saludables, se encuentra en dependencia directa con el estado de nuestros chakras, pues son estos los responsables de abastecer de energía al cuerpo. Difícilmente podrán realizar su cometido si sus capacidades se encuentran mermadas.

En este sitio encontrarás información general y una detallada introducción a las cualidades energéticas específicas de cada uno de los chakras mayores, pero además podrás aprender las conexiones entre tu cuerpo y los chakras, las infuencias emocionales y del entorno que pueden ser causa de bloqueos. Asimismo aprenderás cómo equilibrar cada chackra mediante técnicas vibracionales como el trabajo con cristales o la Aromaterapia.

De corazón deseo que el paseo te resulte agradable y que de ello extraigas información útil en tu camino hacia la sanación, ese encuentro entro lo físico y lo espiritual...

NÁMASTE.