Introducción Cuerpos energéticos Misión y funcionamiento Ciclos de evolución Bloqueos Detección Disolución Unidad y dualidad Chakra de la raíz Chakra sacro Chakra del pexo solar Chakra del corazón Chakra del timo Chakra del cuello Chakra frontal Chakra coronal Chakra coronal superior los nuevos chakras chakras de la tierra y chakras planetarios

ESTIMULACIÓN DE MANIPURA

Manipura procura que nuestra personalidad evolucione. El crecimiento espiritual no sustituye al crecimiento psicológico, pero este último no es suficiente en ausencia de apertura espiritual. Si ambas evoluciones caminan de la mano, el ser podrá transformar su ego en fuerza y dinamismo creativos y ganar en carisma, sabiduría y fe por el bien de la evolución de la colectividad.

tercer chakra  

Aunque el plexo solar está considerado como la sede de nuestra voluntad «bruta», está vinculado con el sentido de la vista, por tanto, con nuestro poder visionario y la capacidad de percibir otras dimensiones porque el ser asume la existencia de otras realidades en el plexo. Si el estado de salud de Manipura es bueno, mejoraremos nuestra fuerza visual física así como la espiritual.

El primer paso consiste en saber de quién hablamos cuando decimos yo. Por otro lado, este chacra procura que veamos si nuestros actos son coherentes con nuestras convicciones o si no son más que la consecuencia de nuestro miedo a salir de nuestra cómoda parcela. También procura que seamos conscientes de lo que queremos y dejemos de centrarnos en lo que no queremos.

Los trastornos de Manipura surgen cuando nos falta confianza en nosotros mismos y vivimos en desacuerdo con nuestras convicciones profundas, cuando nos estancamos en nuestra cómo parcela y nos negamos a madurar, cuando no sabemos qué queremos; cuando erramos por la vida sin objetivos, finalidades ni determinación, cultivamos creencias negativas sobre nosotros mismos (no valgo para nada, no soy capaz porque…, es por culpa de…), cuando nos dejamos manipular y pisar por los demás, cuando nos falta dignidad y nos sentimos culpables en lugar de contribuir.

   

Con el tercer chacra debemos aprender a decir «soy capaz», «puedo», «soy», pero también «acepto los consejos y las críticas». Debemos aprender a aceptar los consejos y las críticas sin que nos afecten personalmente ni nos conduzcan a la depresión o a la desesperación. Cuando se estimula Manipura, podemos superar nuestro miedo a lo desconocido y a la incertidumbre, así como transformar nuestras creencias limitantes en creencias creativas y constructivas. Así podremos ver los prejuicios y los acontecimientos con perspectiva y ser conscientes de que nuestra realidad no es más que relativa.

Experiencia natural

La luz dorada del sol se corresponde con la luz, el calor y la fuerza del chakra del plexo solar. Si te abres conscientemente a su influjo, se activarán en ti estas cualidades.

La observación de un campo de colza o de cereal maduro y resplandeciente por el sol te transmite además la vivencia de la plenitud manifestada como resonancia provocada por el calor y la fuerza luminosa del sol.

En el centro del girasol, en la unidad del círculo en movimiento, encuentras el patrón espiral móvil, y en los pétalos la luz dorada que irradia hacia el exterior. Al imbuirte en el patrón de este mandala natural, experimentas que en la vivencia interior de la unidad existen un movimiento y una actividad plenas de sentido, ordenadas y al mismo tiempo danzarinas, que irradian hacia el exterior con energía, alegría y al mismo tiempo con suavidad y absoluta belleza.

Terapia por el sonido

Forma musical: el tercer chakra se activa mediante los ritmos ardientes. La música orquestal, con su armónica conjunción de gran cantidad de sonidos, puede utilizarse para armonizar el chakra del plexo solar. En caso de hiperactividad, para tranquilizarlo es adecuada cualquier música relajante que te conduzca a tu centro.

Vocal: el chakra del plexo solar tiene asignada una «o» abierta, como la segunda «o» de la palabra «sofort». Se canta la clave de «mi» de la escala musical. También aquí la «o» provoca un movimiento circular que se dirige hacia fuera a través de la abertura de la O». Favorece la configuración exterior del ser a partir de una totalidad interior. La «o» abierta se aproxima a la «a» del chakra del corazón. Proporciona amplitud, plenitud y alegría en la manifestación.

Mantra: RAM

Cromoterapia

Un amarillo claro y soleado activa e intensifica el funcionamiento del tercer chakra. El amarillo acelera la actividad nerviosa y el pensamiento, y favorece el contacto y el intercambio con los demás. Contrarresta un sentimiento de fatiga interior, da jovialidad y serena soltura. Cuando te encuentras en un estado pasivo o de ensoñación, un amarillo claro te ayudará a introducirte activamente en la vida. Además, favorece la digestión física y la «digestión psíquica».

El matiz cromático del amarillo dorado tiene un efecto clarificador y sedante ante los problemas y enfermedades psíquicos. Potencia las actividades intelectuales y favorece esa forma de sabiduría que sólo nace de la experiencia.

Gemoterapia

Ojo de tigre: el ojo de tigre favorece la capacidad visual tanto exterior como interior. Agudiza el entendimiento y contribuye a reconocer los propios errores y a actuar en consecuencia.

Ámbar: el ámbar proporciona calor y confianza. Su fuerza solar te conduce por tu camino hacia una mayor alegría y una luz más clara. Te transmite intuición y te indica cómo puedes realizarte en la vida. De esta forma, el ámbar te echa una afortunada mano en las diversas empresas que emprendes.

En el plano corporal purifica y depura el organismo, tiene un efecto equilibrador sobre el sistema digestivo y hormonal y purifica y potencia el hígado.

Topacio: el topacio de color amarillo dorado te llena abundantemente de la energía fluyente y de la luz cálida del sol. Aporta mayor conciencia, vigilia y claridad, alegría y vivacidad. Además, elimina los sentimientos que suponen un lastre y los pensamientos turbios: una ayuda para las angustias y depresiones. Fortalece y estimula todo el cuerpo y favorece la digestión espiritual y corporal.

Citrino: el citrino transmite bienestar, calor y vivacidad, seguridad y confianza. Te ayuda a procesar las experiencias vitales y a integrarlas en la personalidad, así como a aplicar las percepciones intuitivas en la vida diaria. Aporta plenitud, tanto interior como exterior, y te presta apoyo para la realización de tus objetivos.

En el ámbito físico favorece la excreción o eliminación de toxinas y ayuda en los trastornos digestivos y en la diabetes. Además, activa la sangre y potencia la actividad nerviosa.

Aromaterapia – Aceites esenciales para el chakra del plexo solar

Amarillo limón: albahaca, árbol del té alimonado, caña de limón, cidronela, estragón, hierbaluisa, jengibre, limón, menta bergamota, pomelo, té de labrador.

Amarillo dorado: albahaca cítrica, anís, arrayán, cúrcuma, eucalipto azul, eucalipto staigeriana, gálbano, geranio rosa, helicriso, hierbaluisa, hinojo, hojas de limón, manzanilla europea, mirto alimonado, palmarrosa, pistacho, verbena exótica, zanahoria (semilla).

   

• Aceite para masajes «amarillo» con esta composición: 30 ml de aceite vegetal de macadamia (o de hueso de albaricoque) + 10 gotas de aceite esencial de geranio rosa + 5 gotas de aceite esencial de hinojo + 5 gotas de aceite esencial de jengibre + 3 gotas de aceite esencial caña de limón. Masajear el plexo solar en el sentido de las agujas del reloj, la zona del hígado y del páncreas con este aceite.

• Pulverizador del aura «amarillo» con la  siguiente fórmula: 30 ml de alcohol de 90° sin alcanfor + 10 gotas de aceite esencial de geranio rosa + 10 gotas de aceite esencial de limón + 5 gotas de aceite esencial de jengibre + 5 gotas de aceite esencial de menta bergamota + 1 gota de aceite esencial de rosa de Damasco. Rociar las palmas de las manos con la mezcla, inspirar profundamente y pasar las manos por el aura.

Forma de yoga que actúa primariamente sobre el tercer chakra

Yoga kármico: En el yoga kármico se aspira al altruismo en la acción, sin pensar en los frutos y resultados personales de las acciones. De esta forma el yogui kármico se abre a la voluntad divina y hace concordar su actuación con las fuerzas naturales de la evolución, que reflejan la voluntad de Dios de creación.

Ejercicio de meditación

Frente a un espejo, mirarse a los ojos con las dos manos colocadas en el plexo solar. Sentir por un instante cómo circula la energía por el cuerpo. Recitar en voz alta: «hoy y siempre, me respeto y me honro. Puedo relacionarme fácilmente con los demás, respeto sus opiniones y sentimientos sin dejar de estar conectado con mi yo profundo».

Para asentar esta creencia, repetir este ritual durante 40 días seguidos.

Mantra para armonizar Manipura

Sentarse cómodamente en la posición del loto o en una silla, con la espalda recta y los pies en paralelo, bien apoyados en el suelo.

Cerrar los ojos y concentrarse en respirar lenta y profundamente con el abdomen. Recitar durante unos 10 minutos: «AHAMBRAHMASMI», mantra que significa «soy todo el universo».