Experiencia natural Pensamiento positivo Terapia por el sonido Cromoterapia Gemoterapia Aromaterapia Respiración por los chakras Masaje de las zonas reflejas Ejercicios corporales para liberar bloqueos energéticos Mandalas para los 8 chacras Flores de Bach Correspondencias astrológicas Polarización energética Terapia de polaridad

«Toda enseñanza
es como una balsa:
hecha para realizar
una travesía,
pero a la que no hay
que atarse.» (Buda)

 

 

 

 

 

   

 

 

 

 

 

 

 

 

  Ciudades y Viajes

La apertura de los chakras es un viaje hacia uno mismo, un viaje hacia la vida y, finalmente, un viaje hacia Dios.

Es un método holístico de desplegar todos los potenciales depositados en cada uno de nosotros como seres humanos.

Algunas de las posibilidades que se nos ofrecen las denominamos «terapias», lo que no debe entenderse en el sentido de que estas aplicaciones sólo puedan utilizarse en la práctica médica. La palabra «terapia» procede del griego therapeua, y significa «prestar apoyo a alguien en su camino», y en este sentido, por ejemplo, los aromas, los sonidos, los colores y las piedras preciosas, pueden sernos acompañantes de gran ayuda en nuestro camino hacia la apertura y armonización de los chakras.

Si los efectos positivos de la terapia por los chakras deben ser duraderos, deben ir emparejados con un proceso interno de maduración y crecimiento. Para conseguirlo, es aconsejable tener en cuenta lo siguiente:

1) Selecciona una o varias de las formas de terapia con chakras que aquí se exponen y que te resulten más evocadoras, y practícalas con la máxima regularidad posible. Selecciona tu propia medida. Sólo de esta forma es posible un desarrollo continuado.

2) Si durante una terapia con chakras se desatan bloqueos en los chakras, es posible que vuelvas a revivir las experiencias o sentimientos que causaron los bloqueos. También pueden aparecer provisionalmente enfermedades crónicas manifestadas de forma aguda: de modo semejante a como ocurre la deseada reacción curativa en diferentes métodos de curación naturales.

Deja que estas reacciones se produzcan solas sin intervenir y sin enjuiciarlas. No reprimas ni tu risa ni tus lágrimas. Todo cuanto experimentes en ellas es un aspecto necesario y valioso de la depuración natural de tus chakras. Tú mismo notarás cuándo uno de estos procesos de depuración es demasiado intenso para ti. En tal caso, deja que el tratamiento vaya remitiendo suavemente y permanece aún un rato sentado o tumbado, prestando toda tu atención a los procesos que se producen en tu cuerpo y en tu alma: hasta que dejen de proyectar sus sombras sobre ti.

3) Presta especial atención a la apertura y armonización del chakra cordial, que constituye el punto central del sistema de chakras, puesto que en él está el amor que te abre a la vida y a otras personas, un amor que es capaz de neutralizar todas las tensiones que podrían volver a cerrar tus chakras. Abriendo el chakra cordial puedes conseguir que también permanezcan abiertos los demás chakras y que su potencial pueda expresarse de la mejor forma posible.

4) Estate atento para integrar en tu vida diaria todas las experiencias que te aporta la paulatina apertura de los chakras. No rechaces nada; contempla todo con franqueza y amor. Sólo así podrás entender los mensajes y aprovecharlos para tu vida y tu desarrollo.

Antes de pasar a tratar detalladamente cada una de las formas de terapia, es preciso avanzar algo fundamental para su comprensión: en el inicio de nuestra creación encontramos energía consciente, pura e ilimitada, una energía que aún no se ha manifestado, que es aún amorfa y sin atributos. Cuando esta forma de conciencia comienza a vibrar, surgen estructuras energéticas que, con sus variaciones y transformaciones, provocan toda la multiplicidad de fenómenos de la creación. Cuanto más compactas sean las vibraciones de la energía consciente original, tanto más concreta y tangible será su expresión, hasta que finalmente surja de ella la denominada materia sólida.

Un principio semejante es el que describe la física cuántica. Un campo unificado, un ámbito de mínima excitación de la materia que contiene en forma latente todos los estados excitados de la materia, en cuyo exterior se presentan como fenómenos y provocan el mundo visible.

En el proceso de la manifestación de la energía consciente fundamental, se desarrollan primero algunos patrones vibratorios fundamentales que atraviesan toda la creación en todos los planos.

Sabemos que la luz blanca incolora se difracta en los siete colores del espectro, de cuyas combinaciones se obtiene toda la riqueza cromática de nuestro mundo. Los mismos patrones oscilatorios fundamentales en el ámbito de la luz se manifiestan como colores determinados. Los encontramos en el mundo de los sonidos, en forma de sonidos determinados. También aquí existe una escala fundamental sobre la que se apoya un número casi infinito de obras musicales. Lo mismo puede aplicarse al mundo abstracto de los números, al mundo de las formas y los movimientos (como se manifiesta, por ejemplo, en la danza), a los reinos vegetal y animal y al mundo de los aromas, los cristales y minerales, los metales, etc.

En la Astrología, los patrones de vibración fundamentales se expresan por los principios de los planetas y constelaciones concretas, y en el hombre los encontramos en forma de diferentes cualidades, ideas y sensaciones, así como en los funcionamientos de determinadas partes del cuerpo y órganos, que a su vez se corresponden con los chakras respectivos.

A través de la ley de la resonancia oscilatoria es posible incorporar también los chakras. Cuando por medio de nuestros sentidos interiores o exteriores nos fusionamos con un determinado patrón de vibraciones, se estimula y activa la vibración del chakra correspondiente. Por ejemplo, mediante la influencia de un tono cromático rosa suave se despierta en tu chakra cordial una sensación de suavidad y delicado amor. En el plano de las piedras preciosas, un cuarzo rosa provocaría una resonancia oscilatoria semejante, y en la música podría ser, por ejemplo, la suave melodía de un arpa o un violín. También un toque delicado y amoroso puede provocar en tu chakra cordial una vibración correspondiente y contribuir a abrirlo y a activar su propia vibración. De esta forma, en todos los ámbitos de la creación encontramos manifestaciones que se corresponden con el principio de la suavidad y del amor delicado, que hacen que se despierte en nosotros.

Cuanto más clara, pura y natural sea la vibración del medio que utilices, tanto más efectiva será para activar la vibración del chakra en su forma pura y original y para neutralizar influencias negativas o una disfunción de éste.