Salud Holística Significado oculto del Cuerpo Significado oculto de los Síntomas Significado oculto de los Sistemas y Aparatos del Cuerpo Sistema Chákrico Toque Etérico Terapia de Meridianos Cromoterapia Sanación Sónica Elixires de Flores y Gemas Incienso y Aceites Esenciales Alimentos Reflexología El Sanador Responsable Sanación Vibracional a Distancia

Meridiano de la vejiga

   

Ubicación: empieza en mitad del ojo, sube por la cabeza y luego desciende verticalmente por la espalda hasta el coxis, desde el omóplato hasta las nalgas; luego continúa bajando por los muslos y las pantorrillas y acaba en el dedo meñique del pie.

Afecta a: vejiga, oído, vista, cuello, espalda, parte posterior de las piernas, nalgas, oído, senos nasales.

Enfermedades que reflejan desequilibrio: dolores de cabeza, resfriados, moqueo nasal, problemas urinarios, ciática, problemas de espalda, problemas menstruales, dolor de cuello

Polaridad: yang
Periodo diario de máxima actividad: 15:00 – 17:00
Estación del año más crítica: invierno y todos los periodos fríos en general
Terapia por el color: negro
Sonidos vocálicos: oo y u larga, toda la escala musical
Fragancia: espliego
Lección metafísica: superar los miedos y enfados

Meridiano del riñón

Ubicación: parte de la planta del pie para ascender por el aspecto lateral de la pantorrilla y el muslo, sigue por el abdomen y el esternón y termina en la zona de la clavícula.

Afecta a: riñones, huesos, pies, parte interior de las piernas, ingle y diafragma.

Enfermedades que reflejan desequilibrio: disfunción renal, hipertensión, estreñimiento, dolor en el bajo vientre, enfisema, ciclo menstrual irregular, hipo.

Polaridad: yin
Periodo diario de máxima actividad: 17:00 – 18:00
Estación del año más crítica: invierno y todos los periodos fríos en general
Terapia por el color: negro y amarillo
Sonidos vocálicos: oo, o larga
Fragancias: de menta y naranja
Lección metafísica: liberar el yo de la ira y los miedos

Meridiano del pericardio

Ubicación: comienza cerca de la axila, desciende por el aspecto anterior del brazo y termina en la punta del dedo corazón.

Afecta a: circulación, pecho, crecimiento, comunicación, corazón

Enfermedades que reflejan desequilibrio: dolor de pecho, angina de pecho, somnolencia, ataques de tos, temblores en las manos, problemas circulatorios, golpe de calor.

Polaridad: yin
Periodo diario de máxima actividad: 19:00 – 21:00
Estación del año más crítica: verano y todos los periodos calurosos en general
Terapia por el color: rojo y verde
Sonido vocálico: a larga
Fragancia: florales y mentoladas
Lección metafísica: desarrollo a través de la comunicación y las relaciones personales

Meridiano del triple calentador

Ubicación: empieza en el dedo anular, asciende por la superficie exterior del brazo hasta el costado del cuello, bordea la oreja y termina en el borde de la ceja.

Afecta a: circulación, oídos, sienes, dientes, vista, cara y cabeza.

Enfermedades que reflejan desequilibrio: dolores de cabeza, dolor de garganta, problemas de oído, parálisis facial, dolor de muelas, síndrome de la articulación temporomandibular.

Polaridad: yang
Periodo diario de máxima actividad: 21:00 – 23:00
Estación del año más crítica: verano y todos los periodos calurosos en general
Terapia por el color: rojo
Sonidos vocálicos: a larga y e larga
Fragancias: canela, espliego y clavo
Lección metafísica: comunicación y desarrollo en las relaciones personales

Meridiano de la vesícula biliar

 

Ubicación: comienza en la comisura del ojo, viaja por las regiones parietal y temporal de la cabeza, desciende por el lateral del tronco, pasa por el pubis, baja por la pierna y llega al pie, terminando cerca del cuarto dedo.

Afecta a: vesícula biliar, cerebro, vista, todos los órganos y partes del cuerpo laterales.

Enfermedades que reflejan desequilibrio: cálculos en la vesícula, dolores de cabeza, migraña, problemas visuales, mareos, nariz tapada, catarro común, apendicitis, parálisis, hepatitis.

Polaridad: yang
Periodo diario de máxima actividad: 23:00 – 1:00

Estación del año más crítica: primavera y en general todos los periodos ventosos del año
Terapia por el color: verde
Sonidos vocálicos: o larga y o corta
Fragancias: ácidas
Lección metafísica: enfado, decisiones y expresión apropiada de la fuerza de voluntad

Meridiano del hígado

Ubicación: parte del dedo gordo del pie, asciende por la cara interior de la pierna, pasa por el abdomen y termina en medio del tórax, en el punto de partida del meridiano del pulmón.

Afecta a: hígado, músculos, cara interna de las piernas, ingle diafragma y costillas.

Enfermedades que reflejan desequilibrio: problemas hepáticos, hepatitis, dolor abdominal, vómitos, pancreatitis, ictericia, menstruación irregular, hernia.

Polaridad: yin
Periodo diario de máxima actividad: 1:00 – 3:00
Estación del año más crítica: primavera y la mayoría de los periodos ventosos del año
Terapia por el color: verde y azul verdoso
Sonidos vocálicos: e larga y e corta
Fragancia: salvia, clavel y la mayoría de los aromas ácidos
Lección metafísica: eliminar la ira y expresar adecuadamente la fuerza de voluntad

Meridiano gobernante

Ubicación: comienza en el sacro, sube por la columna vertebral, pasa por el cuello, entra en la cabeza, viaja por la cara hasta la nariz y termina en el labio superior, con un punto interno justo detrás de los incisivos.

Afecta a: columna vertebral, sistema nervioso, sistema esquelético, ano y órganos sexuales, el cerebro y la cara.

Enfermedades que reflejan desequilibrio: trastornos nerviosos, parálisis, disfunción sexual, dolores de cabeza, dolor de espalda, fiebre, enfermedad mental, shock y coma.
Polaridad: neutra
Periodo diario de máxima actividad: las 24 horas
Estación del año más críticas: todas las estaciones
Terapia por el color: colores del arco iris
Sonido: notas de la escala musical
Fragancias: las que afectan al sistema nervioso: espliego, eucalipto, etc.
Lección metafísica: capacidad de manejar la vida o un aspecto de ella

Meridiano del vaso de la concepción

Ubicación: comienza en el perineo, entre el orificio anal y los genitales, y sube por la parte anterior del tronco hasta un punto situado en la punta de la lengua.

Afecta a: órganos sexuales, aparato reproductor, menstruación, hormonas masculinas y femeninas, sistema circulatorio y respiración.

Enfermedades que reflejan desequilibrio: disfunción sexual, hernia, problemas reproductivos, dolor de pecho, problemas de expresión, problemas de esófago, bronquitis.

   

Polaridad: neutra
Periodo diario de máxima actividad: las 24 horas
Estación del año más crítica: todas las estaciones
Terapia por el color: colores del arco iris
Sonido: la escala musical
Fragancias: la mayoría de las fragancias florales, en especial la lila
Lección metafísica: expresión creativa apropiada en todos los terrenos

Si estás muy cansado o estresado, o bien te encuentras enfermo, tu energía y su ciclo probablemente estarán desequilibrados. Recorrer los meridianos ayuda a restablecer la homeostasis, y también es bueno si existe una dependencia química. Cualquier sustancia química inusual que se introduzca en nuestro organismo puede confundir su sistema de comunicaciones y crear desequilibrios en el flujo normal de la energía.

1. Realiza una relajación progresiva y empieza a respirar rítmicamente. Visualiza y reconoce que eres capaz de absorber la energía del universo para luego proyectarla y dirigirla.

2. Empieza por el meridiano del pulmón. Mantén las manos sobre uno de sus extremos. Al respirar, siente cómo la energía brota a chorros de tus manos para estimular y equilibrar el nivel energético del meridiano. Poco a poco, empieza a mover las manos despacio a lo largo de su trayectoria. Tómate el tiempo que sea necesario: confía en lo que percibes, en tu sensibilidad, para decidir a qué velocidad debes desplazarte.

3. Cuando llegues al extremo del meridiano, haz una pausa y luego retrocede para empezar a recorrerlo con las manos en la dirección contraria. Al recorrer los meridianos de arriba abajo, nos aseguramos de que no haya obstáculos en ellos. Recuerda que con este ejercicio simplemente estás tratando de restablecer un flujo de energía equilibrado en el cuerpo.

4. A continuación, pasa por el siguiente meridiano y repite el procedimiento. Haz lo mismo con todos ellos, y en el orden apropiado: pulmón, intestino grueso, estómago, bazo, corazón, intestino delgado, vejiga, riñón, pericardio, triple calentador, vesícula biliar e hígado.

5. Después pasa a los meridianos gobernante y de la concepción y haz lo mismo con ellos. Haz una pausa y envía la energía extra por estos meridianos, en los puntos concretos donde se encuentran los siete chakras.

6. Si lo prefieres, también puedes limitarte a recorrer el meridiano por la superficie de la piel con el dedo índice (o con una piedra lisa y redondeada, un cristal sin filos, etc.). Ese contacto directo puede crear un efecto aún más tangible para la persona tratada.

continuar leyendo...