Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra   política de cookies AQUÍ.   Si continuas navegando, estás aceptándola.
Política de cookies +

Salud Holística Significado oculto del Cuerpo Significado oculto de los Síntomas Significado oculto de los Sistemas y Aparatos del Cuerpo Sistema Chákrico Toque Etérico Terapia de Meridianos Cromoterapia Sanación Sónica Elixires de Flores y Gemas Incienso y Aceites Esenciales Alimentos Reflexología El Sanador Responsable Sanación Vibracional a Distancia

   

Los chakras son los principales mediadores de toda la energía que penetra en nuestro cuerpo y circula por él. Por ellos pasan todos los impulsos electromagnéticos y otras energías sutiles de nuestro sistema energético. Ayudan a distribuir las expresiones de energía por el cuerpo y le asisten en sus distintas funciones (físicas, emocionales, mentales y espirituales).

Aunque no formen parte del cuerpo físico en sí, ayudan a conectarlo con nuestros campos energéticos sutiles, que lo rodean e interpenetran influyendo en sus actividades.

Aunque muchos piensen que esto es sólo palabrería metafísica sin sentido, lo cierto es que la ciencia y la tecnología modernas están demostrando que en los puntos donde la tradición afirma que se encuentran los chakras hay una mayor emanación corporal de energías electromagnéticas.

Los chakras están ligados a las funciones del cuerpo físico principalmente a través de las glándulas endocrinas y del sistema espinal. Actúan como mediadores de la energía –tanto interior como exterior- gracias a los contactos vertebrales; dicha energía se distribuye por el cuerpo a través de las vías nerviosas y del sistema circulatorio. En este sentido, cada órgano, cada tejido y cada célula reciben energía para poder usarla y cumplir su cometido.

Los siete grandes chakras son centros de gran actividad electromagnética del campo áurico. Manos y pies son otros puntos de gran actividad. Los chakras absorben o proyectan las vibraciones. Al absorberlas, dichas vibraciones se transmiten a las vértebras de la columna, y luego son transferidas por las vías nerviosas a los órganos, tejidos, etc., relacionados. De ese modo se pueden corregir los desequilibrios.

En tiempos de desequilibrio, los chakras intentan introducir más energía y fuerza vital en el cuerpo físico a través del aura y de los cuerpos sutiles para contrarrestar el malestar. Si los desequilibrios no se corrigen, con el pasar del tiempo los propios chakras pueden llegar a debilitarse y a perder el equilibrio; cuando sucede esto, quedan incapacitados para introducir la energía en el cuerpo físico. Pero también pueden volverse hiperactivos, creando estrés en diversos aparatos y sistemas del organismo. En ambos casos, por lo general es entonces cuando empieza a manifestarse algún problema de índole física.

Para corregir la afección, ante todo debemos restaurar el equilibrio en el sistema energético sutil y en el flujo natural de energía por el cuerpo físico. En muchos casos, el simple hecho de restablecer el equilibrio y funcionamiento adecuados en los chakras basta para corregir –o al menos aliviar- el problema físico. Una vez restablecido el flujo energético en los chakras, el propio cuerpo puede empezar a concentrarse mejor en la tarea de eliminar la manifestación física de ese desequilibrio. Y el medio más eficaz para devolver el equilibrio a los chakras –y por tanto a los diversos sistemas, aparatos y órganos del cuerpo- son los remedios vibracionales.

Estos remedios pueden hacer uso de sonidos, colores, fragancias, del llamado toque etérico, de cristales y gemas e incluso de elixires florales. Se pueden usar vibraciones específicas para equilibrar la actividad chákrica, ya sea por exceso o por defecto.

No olvides que todo desequilibrio en el campo energético de la persona puede traducirse en problemas físicos, emocionales, mentales o espirituales. Por consiguiente, es muy importante examinar y tratar de entender bien los aspectos tanto físicos como metafísicos de cada chakra, así como sus respuestas a la vibración en cualquiera de sus formas.

EL CHAKRA BASAL

Vibraciones sagradas que lo equilibran y estimulan

• Nota: do central
• Instrumentos: bajos y percusión
• Sonido vocálico: u larga [ju]
• Color: rojo
• Cristal: cuarzo ahumado
• Fragancia: sándalo y glicinia

Efectos físicos

Está ubicado cerca del coxis (en la base de la columna vertebral) y vinculado a las funciones del sistema circulatorio, del aparato reproductor y de las extremidades inferiores. Es el centro básico de nuestra fuerza vital. Influye en la actividad de los testículos y ovarios, de las piernas y pies y de la región pelviana.

Efectos metafísicos

Es nuestro centro de la energía promotora de vida. Estimulado apropiadamente, puede abrir la conciencia a los talentos de vidas pasadas, pero también mitiga los temores. Es la residencia de la kundalini en nuestro cuerpo.

Actitudes emocionales/mentales que causan o reflejan disfunción

Reactividad, agresividad, beligerancia, predisposición a manipular  otros, impulsividad, imprudencia, incapacidad para reconocer los límites, brusquedad, ansias de emociones fuertes, actitud posesiva y territorialidad, necesidad de aprobación constante, conducta irreflexiva, conciencia del poder, actividad incesante (hiperactividad), renuencia a aplazar la satisfacción, tendencia a la intimidación, obsesión sexual.

EL CHAKRA DEL BAZO

Vibraciones sagradas que lo equilibran y estimulan

• Nota: re sobre do central
• Instrumentos: bajos, percusión, metales y viento de madera
• Sonido vocálico: o larga [ou]
• Color: naranja
• Cristal: ágata cornalina
• Fragancia: pachulí y gardenia

Efectos físicos

Está vinculado en parte a la función de las glándulas suprarrenales, pero influye profundamente en el aparato reproductor y en todo el sistema muscular del organismo y, en menor medida, en el sistema eliminativo; además, afecta a las actividades del bazo, la vejiga, el páncreas y los riñones. También es un centro importante de cara a la desintoxicación del cuerpo.

Efectos metafísicos

Este centro influye en las sensaciones y emociones. Está ligado a la consciencia de la creatividad. Controla la mayoría de las funciones de la personalidad. Al estimularlo apropiadamente, hace que el individuo se abra a la comunicación con las energías y los seres del plano astral.

Actitudes emocionales/mentales que causan o reflejan disfunción

Egoísmo y arrogancia, propensión a la lujuria, soberbia, engreimiento, vanidad, conflicto interno entre el deseo de abrirse paso a codazos y el ansia de integrarse en el grupo, desconfianza hacia los demás, dejarse llevar por la corriente, preocupación excesiva por lo que pensará la gente, incapacidad para llevarse bien con el mundo, arribismo, tendencia a la palabrería, avidez de poder, actitud antisocial.

EL CHAKRA DEL PLEXO SOLAR

Vibraciones sagradas que lo equilibran y estimulan

• Nota: mi sobre do central
• Instrumentos: flauta travesera, viento de madera, cuerdas y piano
• Sonido vocálico: «aw»
• Color: amarillo
• Cristal: citrina y topacio
• Fragancia: romero

   

Efectos físicos

Este centro está asociado a la zona del plexo solar del cuerpo físico, que incluye el aparato digestivo, las glándulas suprarrenales, el estómago, el hígado y la vesícula biliar. Ayuda al cuerpo en la asimilación de los nutrientes. También está relacionado con las funciones del hemisferio cerebral izquierdo. Muchas enfermedades incapacitantes mejoran al trabajar con este centro.

Efectos metafísicos

Este centro está relacionado con la facultad de la clarividencia y, en general, con las energías y experiencias psíquicas. También está vinculado a los procesos del pensamiento racional. Al activarlo con fines no físicos, puede revelar los talentos y capacidades de otras almas. Además, puede sintonizar al individuo con la influencia de los elementos de la naturaleza presentes en su vida.

Actitudes emocionales/mentales que causan o reflejan disfunción

Complejo de pasar desapercibido, circunspección excesiva, dogmatismo, miedo a poder del grupo, retraimiento, estrechez de miras, tendencia a la maquinación (hacer planes sin comunicarlos), avidez constante de cambios y novedades, actitud hipercrítica o sentenciosa, predisposición a intimidar mentalmente, creencia en la propia infalibilidad, despotismo.    continuar leyendo...