la energía universal virtudes del reiki los alineamientos sintonización sistemas del reiki símbolos reiki la práctica equilibrio de los chakras grados o niveles la sesión terapéutica tratamiento niños y bebés historia del maestro usui para niños reiki en animales reiki en plantas reiki combinado con otras terapias reiki y ciencia

   

Muchas personas combinan los tratamientos de Reiki con otras técnicas curativas como acupuntura, acupresión, homeopatía o curación con cristales. Muchas de las energías que desprenden estas terapias convergen con la energía del Reiki, incrementando el poder de cada terapia.

EL REIKI CON SONIDOS

El principio de la acústica se puede aplicar también a nuestro cuerpo. Al penetrar las ondas en el cuerpo, se reproducen por simpatía vibraciones de sus células vivas que refuerzan el sistema inmunitario del organismo. Los órganos vibran así en armonía cuando están sanos, mientras que cuando están enfermos no se produce dicho efecto.

Cada persona tiene su propio tono vibracional, así como un tono en cada uno de los diferentes chakras. Muchos sanadores utilizan los tonos para alterar el campo energético de los pacientes y así restablecer su armonía y salud. Al combinar los diferentes tonos, se desbloquea la energía y se carga el aura del cuerpo y los chakras. Combinado con la terapia Reiki, se incrementa el flujo de energía y el efecto armonizador.

Los beneficios de combinar ambas terapias son:

• Se reduce la tensión nerviosa y el estrés
• Se produce una suave armonización de cada célula del cuerpo
• Se restablece el equilibrio energético
• La persona consigue superar depresiones
• Se equilibra el sistema endocrino
• Se equilibran los dos hemisferios cerebrales
• Hay un proceso de sanación física, emocional y espiritual de manera espontánea
• Mejora el aprendizaje, la atención y la creatividad
• Se equilibran los chakras
• Induce una relajación completa y profunda
• Disminuye la ansiedad, la tensión y la agresividad
• Mejora la confianza y la autoestima

LA CROMOTERAPIA Y EL REIKI

La cromoterapia es un método de armonización que puede ayudar a paliar diferentes enfermedades a través de la terapia del color. Y es que cada color emite unas vibraciones que ejercen una determinada influencia sobre el paciente, ya sea física, psíquica o emocional.

Todas las personas tienen un aura que los rodea, siendo ocho los colores del campo áurico. Cuando el cuerpo no se halla en armonía, algunos colores aparecen más pálidos o desdibujados. La cromoterapia se aplica para restablecer el equilibrio energético a través de los colores.

La aplicación de los colores provoca sensaciones diferentes, y es que cada color posee su propio significado e influye en el pensamiento, en las relaciones y en el comportamiento social.

Los colores tienen la capacidad de calmar, inspirar, excitar, equilibrar o alterar nuestras percepciones, lo que les otorga una cualidad terapéutica muy valorada.

Rojo

Es el color estimulante, indicado para el tratamiento de desórdenes tales como apatía, anemia, estreñimiento, hipotensión, esterilidad, etc. Aumenta la conexión con la tierra y refuerza las ganas de vivir en el mundo físico. Símbolo de la pasión, es favorable a los órganos situados en el chakra raíz. Se trata de una energía masculina asociada a la vuelta al útero materno.

Naranja

Es el símbolo de la energía femenina y está influido por la vitalidad física y el intelecto. Favorece los procesos de eliminación y depuración, trata los episodios de pérdidas, de dificultades en la relación, los trastornos mentales y musculares, los calambres, reumatismos, fracturas, cálculos renales y dificultades menstruales. También estimula la energía sexual y potencia el sistema inmunológico. Es muy beneficioso para todos los órganos relacionados con el hueso sacro y permite abrirse a la creatividad de cada uno.

Amarillo

Es el color del intelecto, por tanto, estimula el cerebro y el sistema nervioso, facilita la concentración y mejora los reflejos. También es muy eficaz para curar depresiones y mejorar la digestión de los alimentos. En ese sentido, los alimentos de color amarillo, favorecen la pérdida de peso y ayudan a eliminar la grasa del cuerpo. Como color suave y cálido, es un eficaz antidepresivo que beneficia todos los órganos del plexo solar.

Verde

Es el color que da armonía y equilibrio. Con el color verde se pueden tratar cuestiones como el cansancio físico, las heridas, y todo aquello que afecte a la regeneración celular. Es muy útil en la potenciación del sistema inmunológico, y alivia las neuralgias, los trastornos del sueño, la inestabilidad emocional. Contribuye a desarrollar un fuerte amor activo por los demás, y ayuda en la curación de enfermedades relacionadas con los problemas del corazón y los pulmones. Es la plenitud del amor y el pensamiento sustentador de la naturaleza. Los alimentos verdes desintoxican, hacen que aumente el vigor y la resistencia física y el cuerpo se tonifique.

Azul o Turquesa

 

El azul incrementa la sensibilidad, refuerza el papel del maestro interior y otorga sentido de orden y de verdad. Es un excelente aliado para todas las cuestiones relacionadas con la confianza. Se utiliza para todo tipo de infecciones, calma y disminuye las inflamaciones y ayuda en el disfrute de la vida familiar. Relacionado con la garganta, el pecho y la glándula tiroides, es el sustento del sistema nervioso central. El azul oscuro ayuda a conectar con un sentido más profundo de la objetividad y es beneficioso para todos los órganos relacionados con el chakra de la garganta.

Púrpura o Violeta

Simboliza la espiritualidad y la intuición. El púrpura abre la percepción espiritual de las cosas, proporciona éxtasis y permite profundizar en la vida espiritual. Además, favorece la integración y el camino hacia la conciencia espiritual. Calma el sistema nervioso, cura el insomnio y los trastornos psíquicos. Es un potente depurador que elimina las toxinas del cuerpo, cura las inflamaciones como la del nervio ciático. Es un color muy recomendable para paliar angustias emocionales, celos, envidias, miedos o estados de ira o cólera. Suele aplicarse en enfermedades como el asma, el bocio, la epilepsia, la irritación de la piel, el lumbago, la meningitis o la pérdida de memoria. Favorece la actitud de alegría hacia los demás y proporciona sensación de dicha, apoyando todos los órganos relacionados con el tercer ojo.

Rosa

Es el color de los sentimientos y representa el ámbito de los afectos ya que despierta las relaciones amorosas con los demás. Alivia depresiones y genera inocencia, equilibrio emocional, entrega total y ayuda al prójimo. Es un color relajante que influye en el ámbito de los sentimientos, tratando de acercarnos a los otros de manera amable, suave y profunda. Es el color que hace sentir cariño, protección, amor, amistad y madurez emocional. Se asocia con el amor altruista y protege al corazón de las angustias y sinsabores.

Blanco, Oro o Plata

Es el color de la pureza y la inocencia que radica en cada persona. Favorece la conexión con otras personas en el plano espiritual, por lo que es muy útil para cualquier trastorno relacionado con el cerebro. El color oro es una fuerza masculina que realza la relación con cualquier fuerza superior. El color plata, en cambio, es una fuerza femenina que ayuda en la comunicación con los otros.

EL REIKI Y LA CURACIÓN CON CRISTALES

 

El Reiki es más efectivo cuando se complementa su trabajo con el trabajo de piedras y minerales. Los cristales dan la posibilidad de transitar y reconstruir nuestra trama interna de emociones y patrones mentales, mejorando la calidad de vida gracias a su poder y energía propios. Los cristales y minerales dan claridad, canalizan energías positivas, otorgan serenidad, desbloquean y depuran, y proveen de conocimiento y sabiduría.

Los cristales tienen diferentes cualidades vibracionales, tal y como sucede con los colores. Cada cristal tiene su propio efecto armonizador, por lo que se utilizan en el chakra correspondiente. El Reiki potencia los efectos y energías de los cristales. Al programar una gema o cristal con Reiki, esto permite llevarlo siempre consigo y aplicarlo sobre el cuerpo cuando se precise, como si de una pila se tratase.

Gracias a la acción conjunta del Reiki y el mineral, se refuerza y concentra el caudal de energía universal de forma sencilla, activando toda la información guardada por este. Al disponer los cristales y aplicar Reiki, se desvelan nuevas sensaciones físicas, emocionales, pensamientos e imágenes que llevan a la persona a tomar mayor conciencia de sí misma y a hacerse cargo de su propia vida.

He aquí una serie de indicaciones a la hora de elegir los cristales:

• Es preferible escoger cristales traslúcidos para que sean recargados con energía Reiki. En ese sentido, el cuarzo y la amatista son los minerales más recomendables.

• Los cristales con colores como morados, rosas o encarnados predisponen para el amor.

• Cristales como el aguamarina y otros de similares características predisponen a la calma y a eliminar el estrés de nuestras vidas. Llevarlos consigo es un ingrediente más que favorece tales situaciones.

• Los cristales oscuros promueven sensación de tranquilidad y de conexión terrestre. Los minerales más favorecedores de tales posiciones son el cuarzo ahumado, el ojo de tigre y la turmalina negra.

El Cuarzo Claro

El cuarzo es conocido como la sal de la tierra y está compuesto por mineral de sílice. Los seis laterales de un cristal de cuarzo representan los primeros seis chakras, mientras que el punto de unión común simboliza el séptimo chakra o chakra de la coronilla, que es el lugar de unión con el infinito.

La mayor parte de los cristales de cuarzo son turbios en su parte inferior y se tornan brillantes en la cúspide, metáfora de nuestro crecimiento desde las sombras hasta la luz que nos comunica con la armonía cósmica. No en vano, un cristal de cuarzo asemeja una pirámide, elementos que permiten que energías de alta frecuencia penetren en la realidad física.

• El cuarzo mejora las características cristalinas de la sangre
• Activa el cuerpo y la mente
• Mejora las funciones cerebrales y es excelente para la meditación
• El cuarzo lleva el aura a una frecuencia muy alta, por lo que todos los colores del aura se vuelven más brillantes.

La Amatista

Se trata de una variedad de cuarzo que refuerza los sistemas endocrino e inmunológico.

   

• La amatista favorece la actividad del hemisferio derecho del cerebro
• Es un excelente valedor de las funciones de las glándulas pineal y pituitaria
• Sirve para la meditación, ya que acalla los pensamientos banales, permitiendo que la mente se despeje y concentre
• Purifica y energiza el espacio
• Potencia las capacidades psíquicas
• Promueve la sabiduría, la humildad y la modestia que acompañan a una mente sosegada
• Sus cualidades tranquilizadoras y protectoras sirven para la intuición y la inspiración

La Sodalita

La sodalita es un mineral de acusada transparencia que ayuda en la comprensión de los problemas ajenos y resulta muy útil en los conflictos con el ego.

• Refuerza el metabolismo y el sistema linfático
• Armoniza las polaridades masculino/femenino
• Equilibra el sistema endocrino y favorece la función pancreática
• Sosiega y despeja la mente, ahuyentando los temores
• Proporciona claridad y verdad, ya que favorece la comunicación y la expresión creativa
• Actúa como sedante sobre los chakras garganta y tercer ojo

Turquesa

La turquesa es un mineral de color azul verdoso que se utiliza como amuleto, ya que se le atribuyen un sinnúmero de propiedades protectoras. Ligado al éxito y a la buena fortuna, protege a la persona que la posee contra el fracaso en cualquier ámbito. Es también la piedra mensajera de la paz y la armonía.

• Armoniza y estimula todo el organismo
• Asiste a la circulación de aire en los pulmones ya que refuerza todo el sistema respiratorio
• Confiere vitalidad a la sangre y estabiliza el sistema nervioso
• Sirve para hallar el equilibrio mental durante la meditación
• Favorece la expresión y la comunicación, la amistad y la lealtad