Artículos     Oligoelementos: Minerales Esenciales para el Organismo
Oligoelementos: Minerales Esenciales para el Organismo

Oligoelementos: Minerales Esenciales para el Organismo

 

Los oligoelementos son verdaderos guardianes de nuestra salud.

Indispensables para el adecuado funcionamiento del organismo, los oligoelementos pertenecen a la familia de los minerales. Contribuyen al equilibrio del organismo. Participan en muchas reacciones químicas que incluyen la asimilación y el metabolismo de los alimentos, así como el fortalecimiento del sistema inmunológico.

Químicamente el organismo humano está formado por ciertos constituyentes mayores, como son el carbono, hidrógeno, nitrógeno, fósforo, azufre, cloro, calcio, potasio, sodio y magnesio. Pero junto a estos elementos mayores, existen más de 20 elementos menores que, aunque sólo representan una diezmilésima parte del total, son indispensables para la vida.

Las condiciones para considerar un oligoelemento esencial son:

●  Estar presente en todos los tejidos sanos.
●  Concentración constante en todos los animales de la misma especie.
●  Su carencia produce las mismas anormalidades reproductibles en todos los individuos de la especie.
●  Su administración evita o compensa las anormalidades.
●  Su deficiencia va acompañada de cambios químicos específicos.
●  Cubierta la deficiencia, se corrigen los cambios bioquímicos.

La mayoría de las dietas equilibradas del mundo desarrollado están compensadas en principios minerales y oligoelementos, si bien por enfermedad, defectos de absorción o administración de sustancias que alteran el normal funcionamiento de absorción o transporte (inactivando la acción catalítica por fenómenos de quelación fundamentalmente), se pueden apreciar en el mundo occidental, situaciones de deficiencia.

Resulta obvio, y, por lo tanto, fácil de pasar por alto, que si un organismo presenta carencias de oligoelementos, la piel presentará esas mismas carencias. Por ello es importante el empleo de una línea de productos destinada única y exclusivamente a resolver carencias oligoelementales de la piel.

¿Para qué sirven y, sobre todo, en qué alimentos podemos encontrarlos?

Algunos de ellos son vitales, como el componente esencial de la hemoglobina, responsable del transporte de oxígeno en la sangre. El cobre está involucrado en muchas reacciones enzimáticas. El zinc tiene un efecto estimulante en el sistema inmune. El cromo ayuda a reducir los niveles de azúcar en la sangre (una deficiencia de cromo puede causar hiperglucemia).

Algunos oligoelementos pueden ser sintetizados por nuestro organismo, mientras que otros deben proporcionarse a través de la alimentación o con suplementos dietéticos. La mejor forma de cubrir nuestras necesidades es con una dieta diversificada y equilibrada. Ésta debe incluir:

●  Carnes y Pescados (para asegurar un aporte de hierro y zinc)
●  Frutas oleaginosas, como nueces y almendras (cromo, cobre y manganeso)
●  Otros alimentos, como granos enteros (zinc y manganeso).

También puede ser conveniente recurrir a suplementos de micronutrientes para compensar las limitaciones de la dieta moderna y con ello preservar nuestra salud.

Propiedades de algunos Oligoelementos

AZUFRE (S)

●  Desempeña una función estructural muy importante, pues permite la formación de enlaces disulfuro, sobre todo en proteínas intracelulares, contribuyendo así muy significativamente al mantenimiento de la configuración espacial de tales proteínas.

●  Posibilita la formación hepática de compuestos metabólicos muy solubles en agua, lo que posibilita la excreción urinaria en metabolitos de hormonas esteroideas y de muchos medicamentos.

●  Forma parte de la queratina (mucopolisacárido) y otros glicosaminoglucanos de la piel, cartílagos y tejidos conectivos. La biosíntesis de mucopolisacáridos es especialmente importante en las épocas de crecimiento y desarrollo corporal y en situaciones de recuperación tisular tras sufrir lesiones o heridas en las que el metabolismo del tejido conectivo se vuelve especialmente activo con el fin de reparar la lesión corporal.

El azufre está presente en forma de aminoácidos en todos los alimentos que contienen proteínas: carne, pescado, legumbres, cereales... Los huevos son particularmente ricos.

COBALTO (Co)

●  Forma parte de la vitamina B12 y como tal es necesario en dos reacciones enzimáticas importantes en el metabolismo de los mamíferos:

a) Síntesis de metionina a partir de homocisteína, lo que permite la síntesis de ácido tetrahidrofólico a expensas de metilfolato: ello posibilita el normal desarrollo del metabolismo del folato (y entre otras, permite la síntesis de timidina).

b) Conversión de metilmalonil –CoA en succinil –CoA, reacción necesaria para la completa oxidación de AG con número impar de átomos de Carbono.

●  Parce que la enzima glicilglicina dipeptidasa requiere de la presencia de Co para llevar a cabo su función catalítica.

●  El Co inorgánico ejerce un notable efecto estimulador de la eritropoyesis. Nótese que este último efecto se adscribe al Co inorgánico, y no a la vitamina B12, la cual, por supuesto, es necesaria para la proliferación celular y eritropyesis (a través de la acción de la vitamina sobre el metabolismo del folato y timidina).

●  La administración de sales de Co provoca vasodilatación y elevación del riego sanguíneo.

El cobalto es un componente de la vitamina B12, por lo tanto, los alimentos más ricos en cobalto, también son los más ricos en vitamina B12. Encontramos principalmente vitamina B12 (y cobalto) en alimentos de origen animal como despojos (riñones e hígados), pescados y mariscos. También está presente, aunque en menor cantidad, en huevos y productos lácteos.

COBRE (Cu)

Está posiblemente regulado por mecanismos homeostáticos. Sin embargo, es también posible que tales mecanismos sean insuficientes en situaciones carenciales del catión, o en el caso de padecer determinadas enfermedades.

Características del cuadro carencial

●  Concentraciones reducidas de Cu y ceruloplasmina en suero.
●  Anemia similar a la que se presenta por deficiencia de hierro.
●  Neutropenia.
●  Degeneración del tejido vascular, con hemorragias, por una inadecuada síntesis de elastina y quizás también de colágeno.
●  En niños: despigmentación de la piel, rizado del cabello, lesiones cerebrales, hipotonía e hipotermia.

En general, las fuentes comestibles de cobre son los despojos de animales, mariscos, nueces y semillas. También está presente en cereales, leguminosas y granos integrales de salvado de trigo.

CROMO (Cr)

Presentan deficiencias sobre todo aquellos individuos sometidos a nutrición parenteral. Se caracteriza por intolerancia a la glucosa y presentación de niveles séricos elevados de colesterol y triglicéridos.

Los alimentos más ricos en Cr son las levaduras de cerveza, la pimienta negra, jugo de uva (mosto) y ciertos tipos de molasas.

Sus funciones son:

●  Prevención de intolerancia a la glucosa. En las células animales el factor de tolerancia a la glucosa (GTF) es potenciar la acción de la insulina, tanto endógena (secretada por el páncreas en respuesta al aumento de glucemia) como exógena (administrada como terapia en la diabetes).

●  Disminuye la hipercolesterolemia. En seres humanos son numerosos los estudios que demuestran que la administración de levadura de cerveza disminuye los niveles de colesterol sérico del 15 al 17%. Tal efecto parece mucho más notable en sujetos cuya concentración de colesterol en plasma es superior a 240mg/100 ml.

●  Además el Cromo reduce la cantidad de colesterol contenido en las LDL, mientras que eleva el colesterol alojado en las HDL. Ambos efectos están relacionados con un menor riesgo de cardiopatías ateroscleróticas.

EnergiaInterior - Oligoelementos: Minerales Esenciales para el Organismo

Los alimentos más ricos en cromo son la levadura de cerveza y el hígado de ternera. El brócoli, judías verdes, patatas, cereales integrales, germen de trigo, gruyere, ciruelas, champiñones, espárragos, carnes, yemas de huevo y la cerveza también contienen cantidades interesantes.

FÓSFORO (F)

●  Forma parte de los elementos minerales que constituyen la estructura ósea, siendo uno de los principales responsables (junto con Mg 2+ y Ca 2+) de la dureza y densidad del esqueleto de los animales.

●  Está relacionado con el metabolismo energético, en cuanto que forma parte de la molécula de trifosfato de adenosina (ATP), “moneda de cambio” energético en los procesos corporales que precisan de aporte energético (concentración muscular, transporte activo, reacciones de biosíntesis).

●  Forma parte también de las estructuras moleculares de los necleótidos, ácidos nucleicos y diversas moléculas fosforiladas.

●  Participa en reacciones de “activación” en todas las áreas del metabolismo.

●  Es uno de los principales sistemas amortiguadores de pH de los líquidos intracelulares debido a su alta concentración intracelular.

●  Forma parte de la estructura de todas las membranas biológicas de los seres vivos animales. El grupo fosfato del fosfolípido aporta a la molécula carga eléctrica negativa lo que, en solución acuosa, posibilita la formación de la doble capa lipídica, al tiempo que confiere a los fosfolípidos propiedades detergentes.

La gran mayoría de alimentos contienen fósforo. Las grandes familias con el mejor fósforo son: quesos, pescados (especialmente las huevas) y mariscos, semillas y nueces, carnes (especialmente el hígado), huevos y quinoa.

GERMANIO – 132 (Biscarboxyethyl germanium sesquioxide)

●  Tiene efectos tanto antitumorales como antivíricos mediados al menos en parte por la activación en la producción de gammainterferón.

●  Posee propiedades inmunoestimulantes. La administración de Ge-132 en animales con el sistema inmunológico disminuido, normalizó las funciones de las células T, linfocitos B y las denominadas células Killer.

●  Cataliza y optimiza la utilización del oxígeno por parte del organismo.

●  Normaliza diversas funciones fisiológicas. Asimismo se ha comprobado que el uso de Germanio-132 produce un efecto antihipertensivo aunque sin llegar a una hipotensión peligrosa, incluso en altas dosis. Algunos de los parámetros fisiológicos que se han demostrado son normalizados por el uso de Ge-132 son el pH, niveles de potasio, calcio, cloruros, triglicéridos, colesterol, bilirrubina, ácido úrico y hemoglobina.

●  Produce un efecto analgésico demostrado y se le atribuyen otras funciones tan diversas como son: el restablecimiento de la función sexual, reducción de la artritis crónica y la estimulación de la energía vital.

Se encuentran rastros de germanio orgánico en muchas plantas y vegetales, pero el Goji ocupa el primer lugar, seguido del Aloe y el Ginseng.

IODO (I)

La única función conocida del Iodo es servir de substrato necesario en la biosíntesis de hormonas tiroideas, triidotiromina (T3) y tetraidotiromina o tiroxina (T4). Estas son las responsables de:

●  Incrementar en prácticamente todas las células de la economía el consumo de oxígeno y el índice metabólico basal.

●  Disminuir la eficacia con la que la energía producida en las diversas vías catabólicas se utiliza en reacciones de biosíntesis, aumentando pues la producción de color y disminuyendo la producción de ATP.

●  Incrementar el transporte de iones a través de la membrana celular, específicamente de Sodio, lo que supone un aumento de la utilización metabólica de ATP para este fin. Incrementa la utilización de ATP para acelerar los procesos de transporte a través de la membrana.

●  Estimular la liberación de ácidos grasos a partir de las reservas de triglicéridos almacenados en los adipocitos.

Una deficiencia de Iodo ocasiona la reducción de la biosíntesis de hormonas tiroideas, sobre todo T4 y disminuye el BMA. Todos estos efectos causan directa o indirectamente hipertrofia o hiperplasia de los folículos tiroideos, con el consiguiente aumento del tamaño de la tiroides o bocio.

El yodo se encuentra en la sal de mar, pero se pierde rápidamente debido a su alta volatilidad. Está presente en las algas marinas, peces de mar (bacalao fresco, sardinas, caballa...), arenque ahumado y aceite de hígado de bacalao o crustáceos, ostras y mariscos. También se encuentra en plantas como la soja o las judías verdes, en productos lácteos, huevos y carnes.

SELENIO (Se)

●  Desempeña una importante función de desintoxicación celular de peróxidos y radicales libres, agentes muy perjudiciales y altamente tóxicos para las membranas de las células sanguíneas, hepáticas y de otros tejidos.

●  Elemento de referencia antioxidante, esencial para retrasar el envejecimiento de la piel, oponiéndose a la acción de los radicales libres.

●  En animales se ha podido comprobar que la deficiencia de Selenio suele causar retraso en el crecimiento, formación de cataratas, falta de espermatogénesis, retención anormal de la placenta, así como diversos síntomas necróticos y distróficos, especialmente si la deficiencia va acompañada por un insuficiente aporte nutricional de Vitamina E.

El selenio está presente en pescados como el rape, la merluza, la caballa o el atún, la langosta, los mejillones, las nueces de Brasil, la yema del huevo y la carne de conejo.

 
 
 
Aromaterapia
Naturopatía
Nutricosmética
Artículos
TOP