Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra   política de cookies AQUÍ.   Si continuas navegando, estás aceptándola.
Política de cookies +

Canales de energía (nadis) El aura Asanas Cerraduras Mantras Mudras Pranayama Yantras Kriyas Los cinco elementos Los meridianos Prana Yin y yang Shiva Lingam Tantra Yoga para niños Artículos Lecturas relacionadas Vídeos Música

   

Hace miles de años los maestros taoístas descubrieron los centros de energía vital (氣 - 'qi') del cuerpo. Las vías por las que fluye esta energía vital se denominan «meridianos», y se asemejan a una amplia red de distribución por la cual la energía entra y sale constantemente del cuerpo mediante un complejo sistema de puntos energéticos («acupuntos»). 

El concepto de meridianos surge de técnicas propias de la Medicina China Tradicional (MTC) como la Acupuntura o la Acupresión.

Hay un total de 14 meridianos, doce de los cuales son bilaterales y recorren el cuerpo de derecha a izquierda. Los dos restantes (denominados «extrameridianos») se encuentran en la línea media y, dado que fueron descubiertos recientemente, no pertenecen al sistema clásico.

Cada meridiano tiene un trayecto definido en el cuerpo, que se divide en dos partes: la vía interna y la vía externa. La primera tiene su origen en un órgano, recorre el cuerpo por su zona interna y se conecta a la ruta externa en un punto de acupuntura determinado. La ruta externa finaliza en el terminal del punto de acupuntura, donde se conecta a una ruta interna y la lleva de regreso al órgano de origen. Este sistema de funcionamiento convierte el trayecto total o meridiano en un círculo cerrado.

Los puntos de acupuntura son puertas de entrada del flujo de energía exterior al flujo de energía interior; de los campos energéticos del ambiente a los campos sutiles de los cuerpos etéreo y físico. Se trata de casi 700 puntos repartidos a ambos lados del cuerpo; se encuentran en la piel y son localizados gracias a su vibración, una resistencia eléctrica muy baja pero de gran conductividad. Estos puntos de acupuntura absorben del medio la energía vital o chi.

Los meridianos reciben el nombre de su punto de partida: hígado, páncreas, bazo, estómago, corazón, vesícula biliar, pulmón, intestino grueso o intestino delgado. Los extrameridianos son el de localización posterior o «vaso gobernador» y el anterior o «vaso concepción». Los doce meridianos comunes están interconectados con ocho meridianos extraordinarios que poseen ramificaciones colaterales. Interiormente llegan a todos los órganos y vísceras, y exteriormente conducen el chi a las cuatro extremidades, la piel y los órganos de los sentidos.

Cuando existen anomalías energéticas en el cuerpo etéreo o en el sistema de meridianos, éstos terminan por manifestarse en forma de enfermedad en el cuerpo físico. El desequilibrio energético del par de meridianos afectados puede medirse con sistemas de diagnóstico electrográficos que muestran el punto de desequilibrio con una luz mucho más brillante. Esta energía, además, alcanza un máximo y un mínimo a determinadas horas del día o de la noche: es lo que se conoce como «biorritmos».

Los desequilibrios o bloqueos que se puedan dar a lo largo de los meridianos afectan a los compartimentos por los que pasa el canal en concreto. Por ello, si el desequilibrio se produce en el meridiano del estómago, puede provocar dolor no sólo en este órgano, sino también dolor de muelas o encías. La situación también puede producirse a la inversa, es decir, que la alteración de una víscera concreta, produzca un desequilibrio en el meridiano correspondiente y se manifieste con problemas físicos que no tengan nada que ver con el problema inicial. Siguiendo el mismo ejemplo, una infección de estómago puede producir también dolor de encías.

Nuestro sistema de meridianos sirve como elemento de diagnóstico y tratamiento. No sólo proporciona información sobre el estado del flujo de energía vital, sino que también es el medio por el que se puede introducir energía en el sistema a fin de promover la curación de patologías. El flujo de energía puede reequilibrarse a través de diferentes tipos de estimulación, como agujas, corrientes eléctricas, ondas acústicas, presión digital o luz láser. Si se estimulan los puntos de acupuntura de estas zonas, se influye en los órganos correspondientes y se regula el flujo de energía, y de este modo, se consigue recuperar el equilibrio energético del organismo.

¿Qué síntomas alertan del bloqueo de los meridianos?

De los catorce meridianos principales del cuerpo, doce de ellos reciben el nombre de los órganos por donde pasan (aquí, «órgano» tiene un sentido más amplio que en medicina alopática). En cuanto a los extrameridianos, son muy importantes porque proporcionan enlaces relevantes con los demás meridianos.

A continuación se muestran los síntomas que indican que existe un bloqueo en alguno de los doce meridianos o canales:

MERIDIANO DEL PULMÓN

Distribuye el chi por todo el cuerpo y es yin.

Síntomas de bloqueo: sensación de plenitud en el pecho, hemoptisis o esputos, dolor de garganta, resfriado, dolor en hombros, espalda y a lo largo del recorrido del canal.

MERIDIANO DEL INTESTINO GRUESO

Está asociado a la excreción y es yang.

Síntomas de bloqueo: dolor abdominal, sofocos, tos, disentería, dolor de garganta, epistaxis y dolores a lo largo del canal.

MERIDIANO DEL ESTÓMAGO

Canaliz el chi desde el estómago al resto del cuerpo y es yang.

Síntomas de bloqueo: hinchazón abdominal, mareo, vómito, parálisis de la cara, dolor a lo largo del canal (como en el pecho) y formas maníacas.

MERIDIANO DEL BAZO

Transporta nutrientes convertidos en chi por el bazo, es yin.

Síntomas de bloqueo: rigidez y dolor de lengua, dolor e hinchazón abdominal, vómito, ictericia, debilidad general, pesadez en todo el cuerpo, dolor e hinchazón a lo largo del canal.

MERIDIANO DEL CORAZÓN

Refleja la vitalidad espiritual o shen y es yin.

Síntomas de bloqueo: sequedad de garganta, dolor abdominal, sed, ictericia, aumento de la temperatura de las manos y dolor a lo largo del canal.

MERIDIANO DEL INTESTINO DELGADO

Proporciona lucidez mental y es yang.

Síntomas de bloqueo: dolor en la parte inferior del abdomen, ictericia, hinchazón del carrillo, dolor de garganta y dolor a lo largo del canal.

MERIDIANO DE LA VEJIGA

Conecta con el cerebro y lo nutre, es yang.

Síntomas de bloqueo: retención de orina y enuresis, enfermedades de los ojos, dolor de cabeza y en la espalda, en el cuello y en la región lumbar.

MERIDIANO DEL RIÑÓN

Transporta la esencia de la vida o jing, que se almacena en los riñones, es yin.

Síntomas de bloqueo: esputos, disnea, sequedad de garganta, lumbago, edema, estreñimiento, diarrea y atrofia muscular de las extremidades inferiores, contractura de la planta del pie y dolor a lo largo del canal.

MERIDIANO DEL PERICARDIO

Protege al corazón y es yin.

Síntomas de bloqueo: angina de pecho, sensación de plenitud en el pecho, palpitaciones, irritabilidad, agitación, estados maníacos, espasmos y contracciones del codo y del brazo, temperatura alta y dolor a lo largo del canal.

MERIDIANO DEL TRIPLE CALENTADOR

Regula el flujo del agua y es yang.

Síntomas de bloqueo: hinchazón abdominal, edema, sordera, zumbidos, dolor de garganta, hinchazón de los carrillos, dolor localizado en la región auricular posterior, en la piel, en el brazo y en la parte lateral del codo.

   

MERIDIANO DEL HÍGADO

Hace que el flujo de la energía chi sea regular. Es yin.

Síntomas de bloqueo: lumbago, sensación de plenitud en el pecho, enuresis, retención de orina, hernia y dolor en la parte baja del abdomen.

MERIDIANO DE LA VESÍCULA BILIAR

Ayuda al cerebro a tomar decisiones. Es yang.

Síntomas de bloqueo: sabor amargo de boca, dolor en la región inferior de la mandíbula, dolor en el lado externo, zumbidos y dolor a lo largo del recorrido del canal.

Los vasos gobierno están relacionados con los meridianos yang, y los vasos de concepción con los meridianos yin.