La Salud     Las Afecciones Cutáneas

Las Afecciones Cutáneas


Los trastornos de la piel varían mucho en los síntomas y la gravedad. Pueden ser temporales o permanentes, y pueden ser indoloros o muy dolorosos. Algunos tienen causas situacionales, mientras que otros pueden contener factores genéticos. Algunas afecciones de la piel son menores y otras pueden resultar potencialmente mortales.

EnergiaInterior - Las Afecciones Cutáneas

Las afecciones comunes de la piel incluyen: acné, cáncer de piel, dermatitis seborreica, eccema, impétigo, lunares, psoriasis, rosácea, urticaria, varicela, verrugas y vitíligo.

Si bien la mayoría de los trastornos de la piel son menores, otros pueden indicar un problema más grave. Ponte en contacto con tu médico si crees que podrías tener uno de estos problemas comunes en la piel.

Trastornos Cutáneos Temporales

Existen muchas afecciones cutáneas temporales, que incluyen dermatitis de contacto y queratosis pilaris.

Dermatitis de contacto

La dermatitis de contacto es una de las enfermedades profesionales más comunes. La condición es a menudo el resultado del contacto con productos químicos u otras sustancias irritantes. Estas sustancias pueden desencadenar una reacción que hace que la piel pique, enrojezca y se inflame. La mayoría de los casos de dermatitis de contacto no son graves, pero pueden causar comezón. Las cremas tópicas y evitar el irritante son tratamientos típicos.

Queratosis pilaris

La queratosis pilaris es una afección menor que causa pequeños bultos en la piel. Estos bultos generalmente se forman en la parte superior de los brazos, los muslos o las mejillas. Por lo general son rojos o blancos y no duelen ni pican. El tratamiento no es necesario, pero las cremas específicas pueden mejorar el aspecto de la piel.

Trastornos Permanentes de la Piel

Algunas afecciones crónicas de la piel están presentes desde el nacimiento, mientras que otras aparecen repentinamente en algún momento de la vida.

La causa de estos trastornos no siempre se conoce. Muchos trastornos permanentes de la piel tienen tratamientos efectivos que permiten largos períodos de remisión. Sin embargo, son incurables y los síntomas pueden reaparecer en cualquier momento. Los ejemplos de condiciones crónicas de la piel incluyen:

Rosácea

Que se caracteriza por pequeños bultos rojos en la piel llenos de pus, que están presentes durante los brotes. Por lo general, la rosácea afecta sólo a la piel de la nariz, las mejillas y la frente. Los brotes a menudo son cíclicos. Esto significa que se experimentarán los síntomas durante semanas o meses, luego estos desaparecerán y regresarán de nuevo en algún momento.

Psoriasis

Es una condición autoinmune que puede causar una variedad de erupciones en la piel. Las placas plateadas y escamosas en la piel son la forma más común.

Dependiendo de su localización y el tipo de que se trate, la psoriasis puede manifestarse de forma diferente. Determinar el tipo de psoriasis que se padece, es el primer paso para poder tratarla más efectivamente.

Vitiligo

Es la pérdida de pigmentación en la piel que da como resultado grandes parches blancos con bordes irregulares. La despigmentación aparece generalmente en zonas del cuerpo expuestas al sol, como manos, cara, brazos y pies.

Síntomas de Trastornos de la Piel

Las afecciones de la piel tienen una amplia gama de síntomas. Los síntomas que aparecen debido a problemas comunes no siempre son el resultado de un trastorno cutáneo. Dichos síntomas pueden incluir ampollas por llevar zapatos nuevos o rozaduras de los pantalones apretados. Sin embargo, los problemas de la piel que no tienen una causa obvia, pueden indicar la presencia de una afección cutánea real que requiere atención.

Las irregularidades de la piel que generalmente son síntomas de un trastorno incluyen:

●  Protuberancias con relieve blancas o rojas
●  Una erupción, que puede ser dolorosa o con picazón
●  Piel escamosa o áspera
●  La piel se pela
●  Úlceras
●  Llagas abiertas o lesiones
●  Piel seca y agrietada
●  Manchas descoloridas
●  Protuberancias carnosas, verrugas u otros crecimientos anormales de la piel
●  Cambios en el color o el tamaño de los lunares
●  Una pérdida de pigmentación
●  Enrojecimiento excesivo

Causas de los Trastornos de la Piel

Las causas comunes conocidas de los trastornos de la piel incluyen:

●  Bacterias atrapadas en los poros de la piel y folículos pilosos
●  Hongos, parásitos o microorganismos que viven en la piel
●  Virus
●  Un sistema inmune debilitado
●  Contacto con alérgenos, irritantes o la piel infectada de otra persona
●  Factores genéticos
●  Enfermedades que afectan a la tiroides, el sistema inmunitario, los riñones y otros sistemas del cuerpo.

Numerosas condiciones de salud y factores de estilo de vida también pueden conducir al desarrollo de ciertos trastornos de la piel. Algunas afecciones de la piel no tienen causa conocida.

Enfermedad inflamatoria intestinal

La enfermedad inflamatoria del intestino es un término para un grupo de trastornos intestinales que causan inflamación prolongada del tracto digestivo. Estos trastornos relacionados con el intestino a menudo causan problemas en la piel. Los medicamentos utilizados para tratar estas enfermedades pueden causar ciertas afecciones de la piel, como: verrugas, fisuras anales, estomatitis, vasculitis, vitíligo, eczema alérgico.

Diabetes

Muchas personas con diabetes experimentan en algún momento problemas en la piel como resultado de su condición. Algunos de estos trastornos afectan exclusivamente a las personas con diabetes, mientras que otros se presentan con más frecuencia en personas con diabetes debido a que la enfermedad aumenta el riesgo de infección y problemas de circulación sanguínea. Las afecciones de la piel relacionadas con la diabetes incluyen: infecciones bacterianas (como forúnculos, orzuelos y foliculitis), infecciones fúngicas (como pie de atleta, tiña e infecciones por hongos), acantosis nigricans, ampollas diabéticas, dermopatía diabética y esclerosis digital.

Lupus

El lupus es una enfermedad inflamatoria crónica que puede dañar la piel, las articulaciones y órganos internos. Los problemas comunes de la piel que se presentan a partir del lupus incluyen: lesiones redondas en la cara y la cabeza, lesiones gruesas, rojas y escamosas, lesiones rojas en forma de anillo en las partes del cuerpo expuestas a la luz solar, sarpullido plano en la cara y el cuerpo que parece una quemadura solar, manchas rojas, moradas o negras en los dedos de las manos y los pies, llagas dentro de la boca y la nariz y pequeñas manchas rojas en las piernas.

Embarazo

El embarazo causa cambios significativos en los niveles hormonales que pueden provocar problemas en la piel. Los problemas preexistentes de la piel pueden cambiar o empeorar durante el embarazo. La mayoría de las afecciones de la piel que surgen durante este periodo desaparecen tras el parto. Algunos requerirán atención médica durante el embarazo.

Las afecciones comunes de la piel causadas por el embarazo incluyen: estrías, melasma, penfigoide, pápulas y placas urticariales pruríticas y dermatitis.

Estrés

El estrés puede causar desequilibrios hormonales, que pueden desencadenar o agravar trastornos de la piel preexistentes. Los problemas de la piel relacionados con el estrés incluyen: eczema, psoriasis, acné, rosácea, ictiosis, vitíligo, urticaria, dermatitis seborreica, alopecia areata y hemangiomas.

Sol

El sol puede causar muchos trastornos cutáneos diferentes. Algunos son comunes e inofensivos, mientras que otros son raros o ponen en peligro la vida. Saber si el sol causa o empeora el desorden de su piel es importante para tratarlo adecuadamente.

La exposición a la luz del sol puede causar o agravar las siguientes condiciones: lunares, arrugas, queratosis actínica, cáncer de piel y fotosensibilidad.

Afecciones Cutáneas

Incluso los trastornos que afectan a los apéndices cutáneos (pelo, uñas, sebo, sudor…) son considerados afecciones de la piel, ya que son de procedencia epidérmica aun cuando se localicen en la capa profunda de la dermis.

ABSCESO CUTÁNEO: Acumulación de pus bajo la epidermis.

ACNÉ JUVENIL: Aparición de folículos pilosebáceos durante la pubertad; se caracteriza por la aparición de puntos negros (comedones), pústulas, cicatrices violáceas e incluso los tres al mismo tiempo.

ACNÉ TARDÍO: También denominado “rosácea”, es una afección de la cara que aparece después de los 40 años y se caracteriza por rojeces, papulopústulas y pequeñas dilataciones de los vasos cutáneos.

ALOPECIA AREATA: Enfermedad autoinmune de la piel que se caracteriza por la pérdida de cabello y la aparición de zonas calvas.

ALOPECIA ANDROGÉNICA: Pérdida progresiva del cabello que afecta principalmente a los hombres: un tercio de los hombres a los 30, casi la mitad a los 50. También se conoce como calvicie.

CARCINOMA BASOCELULAR (CÁNCER DE PIEL): La lesión característica del carcinoma de células basales es la perla, es decir, una pequeña pápula de unos pocos milímetros muy firme, indolora, translúcida y en la mayoría de los casos no pigmentada, que es atravesada por pequeños vasos.

CARCINOMA EPIDERMOIDE DE PIEL (CÁNCER DE PIEL): Se desarrolla en la capa superficial de la piel, generalmente sobre lesiones preexistentes. Las pieles claras son más propensas a este tipo de cáncer.

CARCINOMA ESPINOCELULAR (CÁNCER DE PIEL): Tumor maligno de la piel que tiene su origen en las células del estrato espinoso. Se produce en la capa superior de la epidermis.

CELULITIS: Inflamación del tejido celular subcutáneo. Sin embargo, este término se utiliza generalmente para designar –a menudo en el caso de la mujer- un desarrollo excesivo del tejido subcutáneo que conlleva un acolchado antiestético y doloroso sobre todo a la altura de los muslos y los costados (piel de naranja).

CICATRIZ: Marca que ha dejado una herida después de curarse.

CICATRIZ QUELOIDE: Abultamiento cutáneo asimilado a una cicatriz.

CUPEROSIS: Tono rojizo del rostro debido a la dilatación de los vasos capilares. Es muy frecuente en las mujeres mayores de 30 años con la piel seca.

DERMATITIS ATÓPICA: Piel seca, parches rojos, picazón fuerte... la dermatitis atópica (o eczema atópico) es una enfermedad inflamatoria, pruriginosa y crónica de la piel, que evoluciona a causa de las erupciones, formadas por lesiones de tipo eccema.

DERMATITIS ATÓPICA INFANTIL: Afección cutánea similar al eccema que provoca la aparición, en el lactante, de costras de grasa que cubren el cuero cabelludo.

DERMATITIS DEL PAÑAL: Afección cutánea de la piel de las nalgas del lactante, que provoca enrojecimiento y formación de escamas en la superficie de la piel.

ECZEMA: Afección cutánea que se caracteriza por la aparición de placas rojas muy pruriginosas y cubiertas de pequeñas vesículas que forman costras y escamas. Generalmente se debe a una causa externa relacionada con una manifestación alérgica por el contacto con una sustancia o un material.

ERITROSIS FACIAL: Consiste en un enrojecimiento difuso permanente en algunas zonas del rostro, como la naríz o las mejillas. Se relaciona con la dilatación de los vasos sanguíneos.

ESCABIOSIS (SARNA): Infección cutánea parasitaria causada por el ácaro Sarcoptes scabiei. Muy contagiosa, se manifiesta con picazón y lesiones en la piel.

ESCLERODERMIA: Enfermedad de las fibras colágenas de la dermis, que endurece la piel y reduce su movilidad y elasticidad.

ESTRÍAS: Rayas longitudinales de varios milímetros de ancho, que aparecen en la pelvis, nalgas y senos por la pérdida de elasticidad local inducida por la atrofia lineal cutánea.

FORÚNCULO: Inflamación localizada en la piel debida a la infección de un folículo piloso; presenta forma abultada o puntiaguda de color rojizo. Es doloroso.

HEMATOMA: Acumulación de sangre bajo la piel que crea manchas más o menos grandes, violáceas y de contornos irregulares. Suele desaparecer al cabo de unos días. Comúnmente se le denomina “moratón” o “cardenal”.

HERPES SIMPLE: Enfermedad aguda de la piel, causada por un virus, que se caracteriza por la formación de vesículas o ampollas agrupadas en cualquier lugar del cuerpo, principalmente alrededor de la boca, de la nariz o en la zona genital.

HERPES ZÓSTER: Enfermedad infecciosa producida por el virus de la varicela zóster, que se traduce en erupciones de vesículas en la zona de la piel correspondiente a la trayectoria de un nervio. Las secuelas son dolorosas.

ICTIOSIS: Enfermedad cutánea de origen genético que provoca que la piel se vuelva seca y escamosa.

IMPÉTIGO: Infección microbiana (estafilococo o estreptococo) cutánea caracterizada por lesiones en forma de costra que afectan al rostro y a las manos y que puede llegar a extenderse.

LUNAR: Pequeño punto que colorea la piel, en ocasiones con relieve, que es particularmente notable en la cara, las manos y el cuello.

MELANOMA (CÁNCER DE PIEL): Relacionado con la degeneración de una célula de la piel (el melanocito) en una célula cancerosa. El melanoma afecta a todas las edades (con un pico entre 40 y 50 años), pero es excepcional antes de la pubertad.

MICOSIS CUTÁNEA: Infección de la epidermis, incluso de la dermis, provocada por un hongo microscópico.

MICOSIS UNGUEAL: Infección de la uña provoca por un hongo microscópico.

ONICOQUICIA: Descamación o desdoblamientos en láminas de las uñas provocando una separación de sus capas. Con más frecuencia en el borde distal por alteraciones de las capas de queratina.

QUEMADURA SOLAR: También denominado “eritema solar”, es el enrojecimiento de la piel a consecuencia de la exposición demasiado prolongada al sol.

PEDICULOSIS (PIOJOS): Afección cutánea producida por la infestación de piojos.

PSORIASIS: Dermatosis benigna eritemato-escamosa localizada en los codos, rodillas, región del sacro y cuero cabelludo.

QUERATOSIS ACTÍNICA o SOLAR: Patología dermatológica que produce la aparición de varias lesiones. La causa de la queratosis actínica es la sobreexposición al sol sin una protección adecuada. Las queratosis actínicas son lesiones precancerosas que deben controlarse.

QUERATOSIS PILARIS: Enfermedad de la piel que provoca que la epidermis se seque. A menudo se concentra en el brazo, también se puede extender a los muslos.

QUERATOSIS SEBORRÉICA: Es una lesión cutánea benigna, generalmente múltiple, que ocurre alrededor de los 50 años. Da como resultado la presencia en la piel de verrugas seborreicas, pequeños crecimientos no cancerosos.

QUIELITIS ANGULAR: Enfermedad cutánea contagiosa de carácter no grave que se manifiesta a través de una úlcera ligera en la comisura de los labios.

ROSÉOLA: Enfermedad que se manifiesta por la aparición de manchas rosadas en la piel y que a veces produce una descamación superficial de ésta.

SEBORREA: Hipersecreción de sebo.

SUDORACIÓN EXCESIVA: Exceso de secreción de sudor.

TIÑA: Afección de la piel en el cuero cabelludo producida por un hongo que provoca la caída del cabello.

URTICARIA: Hinchazones rosadas o rojas en la piel por placas acompañadas de picor.

VERRUGA: Pequeño tumor benigno de la piel, córneo o carnoso, de origen vírico.        

VITILIGO: Decoloración de la piel por la pérdida de pigmento. La mancha suele ser simétrica, bien delimitada y suele estar rodeada de un borde hiperpigmentado.

 
 

El Concepto de Salud  

Recetas de Salud  

 
Aromaterapia
Naturopatía
Nutricosmética
Artículos
TOP