Artículos     La Hormona del Amor Favorece las Relaciones Sociales
La Hormona del Amor Favorece las Relaciones Sociales

La Hormona del Amor Favorece las Relaciones Sociales

 

La Oxitocina, también conocida como «la hormona del amor» debido a su asociación con el vínculo íntimo que se establece entre los amantes y los miembros de la familia, podría tener un efecto positivo en el comportamiento social, según un nuevo estudio realizado en Estados Unidos.

Los científicos saben que es un neuropéptido que se segrega en el torrente sanguíneo de la persona desde una glándula en la base del cerebro durante los momentos de intimidad física, pero cómo exactamente afecta a nuestro comportamiento y a nuestras relaciones con los demás, todavía se desconoce.

La oxitocina es sintetizada naturalmente por el organismo, para ser liberada cuando éste lo necesita. Causa contracciones del útero durante el parto y promueve el apego entre la madre y su bebé. Ahora además, y según un estudio recientemente publicado por la revista Science, se cree que su papel podría no limitarse a esto, sino que esta hormona podría actuar como estimulante de las habilidades sociales.

Entendiendo los orígenes de los trastornos del comportamiento social…

Investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford (EE.UU.), realizaron un experimento con ratones machos para demostrar el efecto de esta hormona en las relaciones humanas.

Usaron un virus para bloquear la liberación natural de oxitocina y así poder administrarla artificialmente. Descubrieron que cuando se estimulaban las neuronas productoras de oxitocina, los ratones se atacaban entre sí, pero cuando esta producción se inhibía, los roedores se evitaban mutuamente.

Esta investigación puede ser útil para personas con trastornos de conducta social. "Los resultados de este estudio sugieren que la modulación anormal de los circuitos cerebrales de recompensa por la oxitocina, contribuye a los trastornos del comportamiento social (...). Estos trastornos afectan profundamente a la calidad de vida de los individuos que los padecen, por lo que es esencial comprender las anomalías subyacentes de la función cerebral que los causan", concluye el Dr. Robert Malenka, coautor del estudio.

Es importante saber cómo funciona la oxitocina en el cerebro para que los científicos puedan entender cómo aprovechar sus posibles efectos terapéuticos. Aunque se necesita todavía realizar estudios en humanos para comprobar si las mismas reacciones positivas de los ratones se producen en nuestro cerebro, este estudio es un paso de gigante en el desarrollo de fármacos terapéuticos, con menos efectos secundarios, que pueden ayudar a las personas cuyos trastornos cerebrales les provocan exhibir déficits de comportamiento social.

 
 
 
Aromaterapia
Naturopatía
Nutricosmética
Artículos
TOP