Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra   política de cookies AQUÍ.   Si continuas navegando, estás aceptándola.
Política de cookies +

El despertar de la energía kundalini Las 3 puertas de kundalini Kundalini yoga Los chakras y kundalini yoga Ejercicios de kundalini yoga

¿Qué hace que la Kundalini suba?

El poder que llega a través de la parte inferior del cuerpo es lo que los sanadores de la energía llaman «la energía de la tierra». Es el yo primitivo, el yo físico, ya que conecta con los elementos: las mareas, los vientos, los animales, la tierra y los ritmos mismos de la vida en nuestro planeta.

   

Bastante literalmente, el cuerpo humano está diseñado para ser un «canal» para esta energía. En cierto sentido, cada uno es un fragmento de la totalidad del alma planetaria que intenta alcanzar el cielo. Este proceso de estiramiento, sin embargo, no deja de tener sus peligros o sus miedos. Desde los confines del tiempo, ha habido una cierta sensación de temor y aprensión respecto a nuestras conexiones con lo que hay «allá arriba». Mientras trabajamos, mientras jugamos, también nos preguntamos.  Nos estiramos hacia el cielo, pero a la vez volvemos a encogernos.

Desde el momento en que el cuerpo comienza a moverse por sí mismo, el sistema neuromuscular comienza a compensarse por este conflicto entre la curiosidad y el miedo. El niño comienza a correr con total confianza y abandono. ¡Intenta alcanzarlo todo y casi enloquece a sus padres! Sin embargo, a veces su «estiramiento» produce resultados dolorosos en lugar de placenteros. Quizá su mano toca inadvertidamente una llama, o tal vez un giro sin tener cuidado hace que tenga una fea caída que le rompa un brazo o le hiera una pierna. 

Cuando el niño encuentra dificultad como resultado de su exploración, puede aprender a responder en una infinidad de formas. Ciertamente, puede elegir replegarse y no explorar nunca más. Muchas personas aprendieron a volverse sumamente pasivas debido a algún trauma sufrido en la primera infancia. Por otro lado, la resistencia o la dificultad que encontraron al explorar, puede hacer que un niño se vuelva muy «decidido» también. Como una oruga que se abre camino para salir del capullo, muchos niños aprenden a ser tenaces para conseguir lo que quieren y hacer cuanto desean, sin importar las consecuencias.

El equilibrio entre la determinación y la vacilación establece el tono en la vida de cada persona. Cada uno de nosotros existe como una cristalización de la materia, que representa ese tira y afloja entre dos fuerzas opuestas. Algunos de nosotros personificamos el coraje total y casi la bravuconada insensata. Otros representamos la otra punta del espectro, rara vez dejamos nuestra casa por miedo a que algo terrible nos suceda. Sin embargo, la mayoría se halla en algún punto intermedio.

Encontrando la neutralidad

Cuando el cuerpo físico y emocional de alguien -durante un tiempo específico de meditación, reposo o acción enfocada repetitiva-, repentinamente libera todos sus cuidados y preocupaciones acerca de «las cosas» en su vida, que involucran la polarización y el conflicto, ese cuerpo experimenta un considerable cambio de energía. Deja caer todas sus compensaciones y bloqueos de energía, y se convierte en el canal para el espíritu que muchos de nosotros siempre quisimos ser. En ese momento, el alma de la tierra se fusiona con esa persona y envía un tono hacia arriba desde la base de la espina dorsal hasta la coronilla (chakra coronario).

En el real sentido de la palabra, el ascenso de la Kundalini es una clase de «tono de apretón de manos» enviado hacia arriba desde un alma que se preparó (quizá durante muchas vidas) para abrirse al conocimiento secreto, y experimentar realmente el resto de Todo Lo Que Es.

Cuando este tono pasa por el chakra coronario y sale al cosmos, el tono correspondiente lo escucha y le responde.

Por lo tanto, la elevación de Kundalini es un signo y una señal para el resto de Todo Lo Que Es de que hemos alcanzado un lugar de «neutralidad» respecto a todas las cosas extrañas y maravillosas que existen.

Depresión y fatiga

Si la elevación de la Kundalini trae gran percepción y abre un deseo nuevo, puede surgir un cambio repentino e inesperado en la conducta y/o estilo de vida de la persona. Si, en lugar de eso, ordena algún cambio en la vida que sea totalmente inaceptable para el yo primordial de la persona, la violenta reacción adversa puede «hacer saltar por los aires» los circuitos de su sistema nervioso. 

Parece ser que un gran porcentaje de los casos de depresión y fatiga que hay en el mundo en la actualidad, son el resultado de las activaciones de la Kundalini que se abortan repentinamente debido a la incompatibilidad del sistema y la sobrecarga de energía. Cierta energía llama a la puerta, la puerta interna da un portazo, y toda la retícula del poder interno se oscurece.

Sentimiento versus intelecto

Gran parte de las activaciones de la Kundalini involucran alejar a la persona de una orientación hipermasculina de la vida (demasiado racional), para volver a instalar el respeto por la emoción, la intuición y la propia nutrición.

En otros casos sucede exactamente lo opuesto. Al examinar la vibración raíz del carácter de una persona, se puede llegar a descubrir que se estaba aferrando tenazmente a sus emociones de malestar y a sus sentimientos de angustia para desviarse de un don intelectual que podría, bajo las debidas circunstancias, florecer en genio personal.

En resumen, el despertar de ese elemento conocido como «Kundalini», es, en esencia, el despertar de la parte del cerebro y del sistema nervioso que más niega en la vida una persona concreta. Es ese elemento que el cuerpo interpreta como «enfermedad».

Activación de la Kundalini

Retrotrayéndose en los corredores del tiempo, las religiones asiáticas hablaron de una fuerza mística llamada la Kundalini. A lo largo de la historia se le dieron muchos nombres a este poder. Orgone, esprit, loosh, prana, elan vital y bio-electricidad son algunos de ellos.

El ascenso de la Kundalini está conectado con una tibia energía líquidamente magnética cuando sube por la columna. Los síntomas físicos conectados a la apertura de la Kundalini pueden incluir crujidos en la base del cuello y dolores de cabeza inexplicables.

A veces, las energías Kundalini se activan con un golpe en la cabeza u otro trauma físico, sincronizado por nuestra alma para despertar el viaje físico y las capacidades innatas. Liberar la energía Kundalini demasiado rápido puede tener serios efectos emocionales en la persona.

La Kundalini es despertada más a menudo mediante la meditación Yoga, que incluye el Mantra Yoga, el Hatha Yoga, el Laya Yoga o el Kriya Yoga.

Signos y síntomas de la activación de la kundalini

Muchas personas cuya Kundalini se activó inesperadamente, no saben lo que está sucediendo, y la ignorancia social prevaleciente respecto a este proceso transformador multidimensional, hace que sea difícil encontrar a alguien que practique la medicina convencional o las medicinas alternativas, o consejeros espirituales que reconozcan los síntomas, especialmente cuando son fuertemente físicos.

Muchos saben que la Kundalini ascendente abre de golpe portales de toda suerte de paisajes místicos, paranormales y mágicos, pero pocos se dan cuenta de que puede impactar dramáticamente sobre el cuerpo.

Las siguientes son manifestaciones comunes de la Kundalini elevada:

• Torceduras musculares, calambres o espasmos.

• Erupciones de energía o de inmensa electricidad que circulan por el cuerpo.

• Comezón, vibración, pinchazos, estremecimientos, aguijoneo o sensaciones de arrastrarse.

• Intenso calor o frío.

   

• Movimientos corporales involuntarios (ocurren más frecuentemente durante la meditación, el descanso o el sueño): espasmos, temblores, sacudimientos, sentir que una fuerza interna nos empuja haciéndonos adoptar posturas o mover nuestro cuerpo de formas inusuales. Puede ser diagnosticado como epilepsia, síndrome de piernas inquietas o trastorno periódico del movimiento de los miembros.

• Alteración en los patrones de ingesta y sueño.

• Episodios de hiperactividad extrema o, por el contrario, fatiga abrumadora (algunas víctimas del síndrome de fatiga crónica están experimentando el despertar de la Kundalini).

• Deseos sexuales intensificados o disminuidos.

• Dolores de cabeza, presiones dentro del cráneo.

• Palpitaciones, dolores en el pecho.

• Problemas del sistema digestivo.

• Adormecimiento o dolor en los miembros (especialmente el pie y pierna izquierdos).

• Dolores y bloqueos en cualquier parte del cuerpo, a menudo en la espalda y cuello (muchos casos de síndrome de Marinesco Sjogren, un trastorno genético muy raro, caracterizado por problemas de equilibrio y coordinación).

• Estallidos emocionales; repentinos cambios de humor; episodios aparentemente no provocados o excesivos de pena, miedo, cólera, depresión.

• Vocalizaciones espontáneas (incluyendo la risa y el llanto) son tan inintencionales e incontrolables como el hipo.

• Oír un sonido o sonidos internos, clásicamente descritos como de flauta, tambor, cascada, canto de pájaros, zumbido de abejas, que también pueden sonar como rugidos, silbidos o ruidos atronadores o como zumbido en los oídos.

• Confusión mental, dificultad para concentrarse.

• Estados alterados de conciencia: conciencia más clara; estados espontáneos de trance; experiencias místicas (si el sistema de creencias anterior de la persona es amenazado en demasía por ellas, pueden conducir a rachas de psicosis o fatuidad).
• Calor, actividad extraña y/o sensaciones de deleite en la cabeza, especialmente en la zona de la coronilla.

• Éxtasis, bienaventuranza e intervalos de tremenda dicha, amor, paz y compasión.

• Experiencias psíquicas; percepción extrasensorial; experiencias fuera del cuerpo, recuerdos de vidas pasadas; viaje astral; conciencia directa de auras y chakras, contacto con guías espirituales mediante voces interiores, sueños o visiones; poderes de curación.

• Aumento de la creatividad: nuevos intereses en la autoexpresión y la comunicación espiritual mediante la música, el arte, la poesía, etc.

• Comprensión y sensibilidad intensificadas: comprensión de la propia esencia; mayor comprensión de las verdades espirituales; conciencia exquisita del propio entorno (incluyendo las «vibraciones» de los demás).

• Experiencias de iluminación: conocimiento directo de una realidad más expansiva; conciencia trascendente.

Resultados de abrir la Kundalini

• Abrir las capacidades de clarividencia y clariaudiencia.

• Sentirse conectados con la unidad del universo.

• La mente se siente expandida en su búsqueda de una conciencia y conocimiento más elevados.

• Permite que el ego se haga a un lado y conecta con una frecuencia de pensamiento y conciencia más elevada.

• Sentimientos de amor incondicional y conexión con el espíritu.