Artículos     Enjuague Bucal con Bicarbonato de Sodio
Enjuague Bucal con Bicarbonato de Sodio

Enjuague Bucal con Bicarbonato de Sodio

 

El bicarbonato de sodio es un ingrediente con innumerables virtudes. Utilizado en la cocina para reducir el tiempo de cocción, para la limpieza del hogar o en cosmética para el cuidado de la piel, es además muy apreciado por sus propiedades terapéuticas.

Su fórmula química le permite neutralizar la acidez, las bacterias y los olores de la cavidad bucal, así como limpiar y blanquear los dientes. Descubre cómo usar el bicarbonato de sodio en tu boca.

¡Atención!: hablamos del "bicarbonato de sodio", no de la "sosa cáustica", que es una sustancia muy corrosiva.

Cuidado Bucal con Bicarbonato

El bicarbonato de sodio es un agente natural, hipoalergénico y un abrasivo suave, cualidades que lo convierten en un poderoso aliado en el cuidado de la boca. Sus propiedades alcalinizantes le confieren virtudes terapéuticas que nos permiten:

●  Tratar las aftas y la gingivitis.
●  Eliminar las bacterias de la boca responsables de la caries.
●  Combatir la acidez de estómago y las bacterias responsables del mal aliento.
●  Blanquear los dientes.

Puedes usar bicarbonato de sodio para el cuidado dental diario. Además del enjuague bucal, puedes:

●  En caso de úlcera bucal o gingivitis, aplica bicarbonato con el dedo directamente sobre la zona a tratar.

●  Bebe un vaso de agua en el que hayas diluido previamente una cucharada de bicarbonato de sodio para combatir la acidez de estómago.

●  Una o dos veces por semana, rocía tu cepillo de dientes con bicarbonato de sodio para reemplazar la pasta de dientes.

Preparar un Enjuague Bucal con Bicarbonato

Para elaborar un enjuague bucal con bicarbonato de sodio, nada más simple:

●  Diluye una cucharadita de bicarbonato de sodio en medio vaso de agua templada.

●  Puedes agregar una pizca de sal.

Con este preparado, realiza un enjuague bucal y haz gárgaras durante unos diez segundos después de cepillarte los dientes.

Enjuague Bucal con Bicarbonato de Sodio y Aceites Esenciales

Puedes enriquecer tu enjuague bucal de bicarbonato con aceites esenciales. Por un lado obtendrás un sabor más agradable, y por otro, te beneficiarás de las propiedades terapéuticas de los aceites esenciales atendiendo a tus necesidades específicas..

Simplemente añade los aceites esenciales de tu elección al preparado básico:

●  Para un enjuague bucal con efecto aliento fresco: 1 o 2 gotas de aceite esencial de Menta piperita o Hierbabuena (más suave).

●  Para un enjuague bucal con efecto calmante: 1 gota de aceite esencial de Clavo de olor.

●  Para un enjuague bucal con efecto blanqueador: 1 o 2 gotas de aceite esencial de Árbol del té.

●  Para tratar pequeñas lesiones y encías hinchadas: 1 gota de aceite esencial de Hierbabuena + 1 gota de aceite esencial de Helicriso italiano.

¡Importante!: el uso de aceites esenciales no se recomienda para mujeres embarazadas y niños pequeños.
 
 
 
Aromaterapia
Naturopatía
Nutricosmética
Artículos
TOP