Artículos     Dosier Temático: Gel de Aloe Vera
Dosier Temático: Gel de Aloe Vera

Dosier Temático: Gel de Aloe Vera

 

El gel de Aloe Vera es conocido por sus múltiples propiedades beneficiosas para la piel. Es un cuidado realmente completo que calma, refresca, nutre y regenera al mismo tiempo. Revitaliza y mejora todo tipo de pieles, especialmente las pieles maduras, sin brillo y secas, pero también las pieles sensibles y con imperfecciones… ¡Un verdadero tesoro de la naturaleza y una respuesta adaptada a las necesidades de todo tipo de pieles!

El gel de Aloe Vera debe prepararse en frío (para preservar su riqueza en mucílagos, vitaminas y nutrientes) a partir del jugo fresco del corazón de Aloe Vera (no de polvo rehidratado), al que se le añade un agente gelificante natural (goma de xantano), un conservante natural y arginina (ajustador del pH de origen natural) para lograr una fórmula adecuada para uso cosmético.

De la familia Liliaceae, el Aloe Vera o Aloe barbadensis es una planta suculenta de hojas afiladas con un aspecto coriáceo que se corta de forma muy específica para recuperar la pulpa transparente denominada gel o jugo de Aloe Vera. Es rico en vitaminas, oligoelementos, enzimas y aminoácidos. El gel posee extraordinarias virtudes para la piel.

Esta planta ya se encontraba en los tratados médicos más antiguos por sus muchas virtudes médicas y cosméticas. Según los historiadores, Aristóteles persuadió a Alejandro Magno para que conquistara la isla de Socotra, en África, a fin de recolectar suficientes cantidades de Aloe Vera que sería empleado como agente de curación para los soldados de su ejército. Incluso se dice que Cleopatra usó en secreto el jugo de Aloe Vera en su baño de belleza...

Propiedades organolépticas

●  Aspecto: gel fluido transparente
●  Color: de incoloro a ligeramente amarillo-marrón
●  Olor: ligeramente agrio

Componentes activos del jugo de aloe vera

●  Vitaminas: A, B1, B2, B3, B6, B9, B12, C, E, colina...
●  Minerales: calcio, fósforo, potasio, hierro, sodio, cloro, manganeso, magnesio, cobre, cromo, zinc... El jugo de aloe vera contiene más de 20 minerales esenciales para el correcto funcionamiento de los diferentes sistemas enzimáticos de la piel.
●  Enzimas, incluida la bradiquinasa: una enzima curativa y antidolor que alivia la inflamación. Su acción se ve reforzada por la presencia de ácido silícico.
●  Azúcares (manosa-6-fosfato y acemanano) que incluyen aloerosa: acción hidratante, emoliente y estimulante del sistema inmune. Los azúcares son capaces de retener grandes cantidades de agua (efecto hidratante), hacen que la piel esté suave y elástica, reabsorbe las arrugas.
●  Glicoproteínas y Aminoácidos (fenilalanina, leucina, lisina...): el Aloe contiene 18 de los 22 aminoácidos presentes en el organismo, incluidos 7 de los 8 aminoácidos esenciales. Intervienen en la regeneración de los tejidos cutáneos (multiplicación de queratinocitos, fibroblastos).
●  Lectina: promueve la curación.
●  Saponinas: limpiadores y antisépticos.
●  Lignina: promueve la penetración cutánea de los ingredientes activos de la planta.
●  Aloetina y Aloesina: acción antiséptica.
●  Aloelucina: activa la regeneración celular y acelera la curación de las úlceras.

Propiedades

●  Excelente humectante: el gel de Aloe Vera ayuda a compensar la pérdida de agua de la piel.
●  Nutritivo: el gel de Aloe Vera proporciona a la piel las vitaminas y oligoelementos esenciales para su belleza.
●  Reparador de la piel: estimula la reparación de la piel y cuida las pieles propensas al enrojecimiento.
●  Suavizante: alivia la piel propensa a la irritación y la picazón.
●  Sus efectos tensores y regeneradores hacen que el gel de Aloe Vera sea un producto cosmético anti envejecimiento muy interesante. Se sabe que sus ingredientes activos estimulan el crecimiento de fibroblastos, la síntesis de colágeno y ácido hialurónico.
●  Aunque muy penetrante, el gel de Aloe Vera crea en la superficie de la piel una película protectora contra el viento, la sal, el sol y las partículas de suciedad presentes en el aire.
●  Purificante: tiene una actividad desinfectante que permite elaborar productos de limpieza.
●  Se sabe que reduce las manchas oscuras y retrasa su aparición en manos y rostro.

Indicaciones

●  Cuidado de la piel deshidratada, seca y escamada
●  Cuidado de la piel madura, arrugada, debilitada o que ha perdido flexibilidad
●  Cuidado de la piel desvitalizada, desnutrida, apagada
●  Cuidado de pieles con tendencia atópica
●  Piel irritada, sensible, quemadura por el afeitado
●  Quemaduras solares

Usos

Puro en la piel, como un cuidado natural

El gel de Aloe Vera se puede usar puro en la piel. Es un cuidado completo tanto hidratante como nutritivo y protector. Se puede emplear como:

●  Gel tensor para el rostro y el contorno de los ojos. Se usa para el cuerpo en lugar de la crema habitual.

Consejo: Para un cuidado todavía más completo y menos "seco", incorpora unas gotas de aceite vegetal de Avellana en tu gel de aloe en el momento de la aplicación.

●  Gel calmante para después del afeitado.
●  Gel para el cabello.
●  Mascarilla humectante en una capa gruesa (colócalo en la nevera unas horas antes de la aplicación para un efecto refrescante).

La aplicación del gel de Aloe Vera provoca una ligera sensación de "tirón" que desaparece tras unos minutos. Si tienes la piel fina o frágil, emplea el gel de Aloe Vera como ingrediente activo en preparaciones enriquecidas con aceites vegetales.

Como cuidado enriquecido

El gel de aloe vera puede enriquecerse con ingredientes activos de tu elección, siempre que sean solubles en agua (es un gel acuoso). Los ingredientes activos lipofílicos (aceites esenciales, aceites vegetales, bisabolol...) no se solubilizan en el gel de aloe vera. Es posible, sin embargo, incorporar aceites esenciales añadiendo un aceite vegetal para lograr con ello un tratamiento de dos fases.

Como un activo en tus cuidados

Puedes beneficiarte de las propiedades del gel de Aloe Vera incorporándolo como ingrediente activo al final de la fórmula (en frío). Para una buena estabilidad de tus fórmulas, se recomienda añadir el gel en una cantidad del 5-10% y no debes utilizarlo en preparados que contengan extracto de semillas de Pomelo, debido a la incompatibilidad entre ambos.

Consejos de conservación

●  La fecha límite de uso desde su extracción es de 18 meses.

●  Para una conservación óptima, es recomendable mantenerlo en el frigorífico: úsalo preferentemente dentro de los 6 meses posteriores a la apertura y observa el producto con cada uso para detectar una posible cambio: en caso de aparición de filamentos blancos, manchas negras o mal olor, no lo uses y desecha el producto.

●  Para reducir el riesgo de contaminación, evita tocar el producto envasado con los dedos o con un utensilio no esterilizado.

●  Es normal que con el tiempo se aprecie un ligero oscurecimiento del gel, se debe únicamente a su composición: jugo fresco de Aloe Vera.

Precauciones

Mantener fuera del alcance de los niños. No ingerir a menos que así se indique en las especificaciones del producto. Normalmente el gel de Aloe Vera se emplea para fines cosméticos y no es adecuado para un uso alimentario.

VER RECETAS

 
 
 
Aromaterapia
Naturopatía
Nutricosmética
Artículos
TOP