Canales de energía (nadis) El aura Asanas Cerraduras Mantras Mudras Pranayama Yantras Kriyas Los cinco elementos Los meridianos Prana Yin y yang Shiva Lingam Tantra Yoga para niños Artículos Lecturas relacionadas Vídeos Música

   

Se denomina cerraduras o bhandas de cuerpo a una serie de contracciones musculares aplicadas para la retención, canalización y dirección de la energía prana que fluye a través del sistema sutil de los canales nerviosos conocidos como nadis, con el propósito de equilibrar la energía y enviarla a los centros energéticos o chakras, activándolos y desarrollándolos.

También tienen la función de modificar la circulación sanguínea, la presión nerviosa y el flujo del líquido espinal-cerebral.

El concepto de nadis es muy similar al de los meridianos de la Acupuntura china.

Las principales cerraduras son:

Cerradura de la raíz (Mul bhanda)

Es la más frecuente. Primero se contrae ano o esfínter, empujándolo hacia dentro y hacia arriba (como si tratáramos de retener cuando vamos al servicio). A continuación se efectúa la contracción de los órganos sexuales hacia arriba (como tratando de contraer el tracto urinario). Y por último, se mete el ombligo hacia dentro, hacia la columna vertebral.

Esta cerradura es aplicada con retención de la respiración, bien dentro o fuera (inhalando o exhalando), y une los dos mayores flujos de energía: prana (el combustible que entra con cada respiración y se almacena en la parte superior del cuerpo o chakras superiores) y apana (el flujo de energía eliminativo almacenado en la parte inferior del cuerpo).

Mediante la aplicación de esta cerradura el apana es elevado hacia arriba y el prana hacia abajo, se mezclan a la altura del ombligo y se genera calor psíquico, produciéndose la elevación de la energía kundalini.

La aplicación de mulbhanda suele coincidir con la finalización de los ejercicios.

Cerradura del diafragma (Uddiyana bhanda)

La cerradura del diafragma es aplicada normalmente al exhalar todo el aire, elevando el diafragma hacia el tórax y echando los músculos abdominales hacia atrás de la columna, como si se crease un hueco o cavidad debajo de la caja torácica, con los abdominales metidos hacia dentro.

Estimula el hipotálamo-pituitaria y eje adrenal en el cerebro, y desarrolla el sentido de la compasión. Eleva la energía a través de los centros energéticos del corazón y ombligo.

Proporciona frescura a todo el cuerpo.

Cerradura del cuello (Jalandhara bhanda)

Sentado en posición fácil, se estiran las vértebras del cuello hasta que éste se alinee con la columna vertebral. La cabeza no se inclina ni hacia delante ni hacia detrás. El mentón baja un poquito hacia abajo para estirar el cuello.

Esta cerradura estira las vértebras cervicales, permitiendo el libre flujo de prana al cerebro. Es importante aplicar esta cerradura para que fluya libremente la energía y que no encuentre obstáculos según fluye por las canales.

La aplicación de esta cerradura previene dolores de cabeza y presiones no confortables en los ojos, orejas y corazón durante la respiración (pranayama). Además ayuda a las glándulas tiroides y paratiroides a segregar óptimamente y también a activar las funciones de la pituitaria.

cerraduras en kundalini yoga  

Es usada durante todos los mantras y meditaciones.

Malabhanda

Es la aplicación de las tres cerraduras. Primero se aplica la cerradura de la raíz, luego la del diafragma, y para finalizar la del cuello.

Cuando las tres cerraduras son aplicadas al mismo tiempo, los nervios y las glándulas son rejuvenecidas, ayuda a la circulación y es un tónico general para los órganos sexuales.

Esta cerradura es aplicada normalmente al final de una larga expiración.