Artículos     Acupuntura: un Tratamiento Antiguo para Problemas Modernos
Acupuntura: un Tratamiento Antiguo para Problemas Modernos

Acupuntura: un Tratamiento Antiguo para Problemas Modernos

 

La Acupuntura es una de las cinco ramas de la Medicina Tradicional China (MTC), junto con la dietética china, la farmacopea china (medicina herbal), el masaje Tui Na y los ejercicios energéticos (Qi Gong y Tai-chi).

La Acupuntura se basa en un enfoque energético y holístico de la salud. De acuerdo con el pensamiento médico oriental, actúa sobre el Qi que circula por el cuerpo a través de los meridianos.

Las agujas insertadas en la superficie de la piel, estimulan puntos de Acupuntura concretos para regularizar el Qi, así como las funciones fisiológicas, orgánicas y psíquicas específicas. En términos occidentales, podría decirse que esto refuerza los procesos de autorregulación y curación que normalmente se inician cuando el organismo es atacado (causado por un virus, estrés, lesión, etc.).

Existe un mapeo detallado de los puntos y meridianos de Acupuntura, así como también de sus funciones para restaurar la salud y el equilibrio de la persona.

Según la MTC, la Acupuntura puede tratar, a menudo en combinación con otras prácticas, una variedad de "desequilibrios" relacionados, entre otros, con el sistema musculoesquelético (artritis, tendinitis, bursitis), respiratorio (bronquitis, asma), gastrointestinal-intestinal (piedras, diarrea), sistema nervioso (depresión, estrés), etc. También ayuda a aliviar diversas dolencias comunes, como el dolor de cabeza, la fiebre o las náuseas, pero no puede curar ciertas enfermedades graves o deficiencias genéticas.

La Acupuntura también podría desempeñar un papel importante en la prevención de enfermedades. Al maximizar la actividad funcional de las vísceras y el movimiento de sustancias, estaría equilibrando todos los sistemas del cuerpo. Esto evitaría que la enfermedad encuentre el terreno adecuado para establecerse.

Desde hormigueo hasta relajación profunda…

Por norma general, el efecto de un tratamiento de Acupuntura es relajante. Aunque las agujas son, a primera vista, poco atractivas, rara vez provocan dolor. Son apenas 3 veces más gruesas que un cabello y están diseñados para penetrar en la piel sin resistencia. Por lo general, el acupunturista usa de 1 a 15 agujas, que coloca en diferentes puntos durante 15 a 40 minutos, dependiendo del problema a tratar.

La sensación causada por la aguja se compara con una picadura de mosquito. Pero en ocasiones puede ser más pronunciado, desde un leve hormigueo hasta entumecimiento, o incluso una descarga eléctrica. Sin embargo, estas sensaciones sólo duran el tiempo de inserción de la aguja. De hecho, algunas personas se quedan dormidas durante la sesión.

Aplicaciones terapéuticas

En la Medicina Tradicional China, existen protocolos de Acupuntura para tratar o prevenir una multitud de condiciones.

La Acupuntura, según los criterios objetivos y reproducibles de la ciencia occidental moderna, ha demostrado hasta ahora ser un proceso decepcionante. Las principales razones de esta situación son las dificultades en la "normalización" de la enfermedad, el efecto global en lugar de la Acupuntura específica, problemas de metodología de Acupuntura placebo, la multiplicidad de técnicas y escuelas de pensamiento, la falta de fondos, el hecho de que la mayoría de los estudios se publican en idiomas asiáticos y, por último, la baja calidad de gran parte de las investigaciones.

Por lo tanto, existe una brecha significativa entre lo que la Acupuntura pretende tratar, particularmente en China y Japón, y lo que se ha evaluado hasta ahora en estudios científicos que cumplen con los estándares occidentales.

Investigación

Efectiva contra las náuseas y vómitos asociados con procedimientos quirúrgicos y tratamientos de quimioterapia. Desde 1997, varios grupos de investigación y comités de expertos, han concluido que la Acupuntura es efectiva para estos usos en comparación con el tratamiento con placebo.

Probable efectividad en el tratamiento de la migraña. Una revisión sistemática, publicada en 2009 y revisada en 2011, evaluó la efectividad de la Acupuntura en el tratamiento de la migraña. Tras 22 ensayos aleatorios que incluyeron a 4.419 sujetos, los investigadores concluyeron que la Acupuntura resultó tan efectiva como los tratamientos farmacológicos habituales, a la vez que causaba menos efectos secundarios adversos. También podría ser un complemento útil para los tratamientos convencionales.

Probable eficacia en cirugía dental: actúa como analgésico aliviando el dolor postoperatorio. La Acupuntura es ampliamente utilizada en odontología y se puede utilizar como tratamiento analgésico principal o complementario. Los resultados de algunos estudios de sus efectos analgésicos contra el dolor posquirúrgico, han demostrado ser positivos.

Además, según los resultados de una síntesis sistemática de 14 ensayos, la Acupuntura podría resultar efectiva en el tratamiento de los trastornos temporomandibulares.

Probable efectividad en el alivio del dolor del codo de tenista. Aunque la Acupuntura es ampliamente utilizada para aliviar dolores asociados con diversos trastornos de las articulaciones, hasta hace relativamente poco los datos científicos no permitían asegurar su efectividad en el tratamiento del codo de tenista. Sin embargo, en 2004, los autores de una revisión sistemática de 6 ensayos clínicos aleatorios, con un total de 282 pacientes, concluyeron que la Acupuntura fue efectiva para el alivio del dolor relacionado con la epicondilalgia lateral.

Probable eficacia en el alivio de náuseas y vómitos, especialmente los relacionados con el embarazo. La acción antiemética general (contra las náuseas y los vómitos) de la Acupuntura, quedó demostrada en un ensayo clínico en el que se concluyó que podría resultar efectiva para tratar los trastornos del embarazo.

Posible eficacia en el alivio del dolor menstrual. En 2011, un metaanálisis de 6 ensayos clínicos, constató que la Acupuntura alivia el dolor de forma más efectiva que el placebo, los antiinflamatorios no esteroideos o las hierbas chinas. Los autores, sin embargo, siguen siendo cautos en su conclusión y creen que se necesitan más estudios para decidir sobre la efectividad de este enfoque.

En 2002, la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó una lista de condiciones para las cuales la Acupuntura podría resultar efectiva. Esta lista se basó en estudios clínicos controlados enumerados en la literatura científica. Desde entonces, se han publicado más de 300 revisiones sistemáticas. Se han identificado nuevas condiciones para las cuales la Acupuntura podría resultar útil.

La siguiente lista incluye estas condiciones y las enumeradas por la OMS:

●  Accidente cerebrovascular
●  Artritis reumatoide
●  Cáncer
●  Cólico biliar
●  Cólico renal
●  Depresión
●  Dolor de rodilla
●  Dolor de la parte baja de la espalda
●  Dolor de cuello
●  Dolores faciales
●  Dolor postoperatorio
●  Disentería bacilar aguda
●  Esguince
●  Epigastralgia aguda (dolor epigástrico)
●  Fibromialgia
●  Embarazo (mareos y vómitos)
●  Hipertensión
●  Presión sanguínea primaria
●  Insomnio
●  Leucopenia (disminución de leucocitos en la sangre)
●  Dolor de cabeza
●  Periartritis del hombro
●  Reacciones a la radioterapia y la quimioterapia
●  Reposicionando el feto
●  Rinitis alérgica (incluida fiebre del heno)
●  Reumatismo
●  Ciática
●  Síndrome del túnel carpiano

Efectos indeseables

Los estudios concluyen que, aunque no se deben minimizar los riesgos, la Acupuntura, practicada de forma competente, es uno de los procedimientos médicos disponibles más seguros.

Los problemas conocidos se refieren principalmente a infecciones bacterianas y virales, incluidos los virus del SIDA y la hepatitis B y C. Sin embargo, son casos extremadamente poco frecuentes y que suceden cuando existe negligencia en la esterilización de las agujas. Asegúrate de que el acupunturista use agujas desechables o que estén esterilizadas de acuerdo con los estándares.

En ocasiones se puede experimentar fatiga o enrojecimiento alrededor de los puntos de sutura tras el tratamiento. No dudes comentárselo a tu acupunturista.

 
 
 
Aromaterapia
Naturopatía
Nutricosmética
Artículos
TOP